Archivo de la etiqueta: Tomás Gubitsch

¿DE QUÉ SE TRATA? | PERDONADO (NIÑO CONDENADO) | INVISIBLE

por Gabriel F. Keena | @GFKArgentina

No se descubre nada nuevo al decir que Luis Alberto Spinetta (LAS) fue un compositor distintivo, dueño de una originalidad musical y poética que pocas veces se ve en el universo de la música popular. Sin embargo, desde sus inicios, las letras siempre provocaron diversas opiniones que van desde quienes las idolatran hasta aquellos que argumentan no entenderlas. Posiblemente el caso de la canción Perdonado (Niño Condenado) sea un buen ejemplo: una enigmática lírica que esconde una interesante reflexión.

En contadas ocasiones, LAS se prestó para hablar de sus composiciones que históricamente generaron una cierta polémica entre sus seguidores y detractores,  de la que Luis siempre se mantuvo al margen, apostando al lado polisémico de la vida (?) y dejando crecer múltiples interpretaciones sobre su vasta obra. Algo parecido sucede, a pesar de las diferencias estilísticas, con el Indio Solari y su narrativa, sin embargo, de vez en cuando, los autores suelen dar algunas pistas orientadoras.

Tal es el caso de Perdonado (Niño Condenado). Lo primero hay que aclarar es que este tema pertenece a Invisible – una de las tantas formaciones que el Flaco creó a lo largo de su carrera – que formó junto a Alberto “Machi” Rufino en bajo y Héctor “Pomo” Lorenzo en batería entre 1973 y 1977, aunque también deberíamos hacer mención al guitarrista Tomás Gubitsch que participó en el último álbum de la banda, El jardín de los presentes.

Justamente en el excelentísimo disco citado se encuentra Perdonado (Niño Condenado), anteúltima canción que dura más de 7 minutos, siendo la canción más larga de la placa y que se inicia con un misterioso riff, visceral y apesadumbrado en loop acompañado por una soberbia batería ejecutada por Pomo que da comienzo al prólogo instrumental antes de que la voz de Spinetta comience a cantar la criptica letra.

En el libro Martropía. Conversaciones con Spinetta de Juan Carlos Diez, el Flaco menciona la idea que disparó la letra de la canción en cuestión: “En Perdonado (Niño condenado) también hay un intento de comunicarse con los animales.

Perdonado en realidad está escrito para una perra que teníamos en la casa de mis viejos en Arribeños cuando ensayábamos con Invisible. Se llamaba Amapola, y había otra perrita más, Margarita. La Lila era la que teníamos en la época de Almendra, pero después se murió, y estaban Amapola y Margarita. Margarita fue la primera perra rata que existió en el mundo, después le creció pelo de elefante en el lomo.

Y Amapola era una perrita blanca totalmente dócil. No sé si los perros piensan pero a veces parece que se sentaran a pensar. Y Amapola tenía eso, parecía una persona. Entonces me puse a reflexionar y me di cuenta de que, en realidad, ella era un niño que había sido perdonado de ser humano. Porque estaba en ese lugar como si fuera un niño, sintiendo todo pero sin lo que representa la noción de angustia de existir cuando uno es adulto.

A la vez la letra dice niño condenado por el diablo de febrero. Claro, es un niño que fue condenado a no ser humano, como contrapartida tenía esa condena: pero Perdonado es porque fue perdonado de vivir como un hombre. Así, jugando, se me ocurre que estuve pensando alrededor de estas ideas cuando escribí la letra. Habla conmigo, viejo perro blanco, busca descanso con tu molinete…”, porque ¿viste cuando se hacen como un molinete al acostarse?”

En el blog NotasYConciertos también se hace mención al significado existencialista de la canción, citando otro reportaje en el que El Flaco sintetiza la idea: “Es la temática de Hermano Perro llevada a Invisible. Mirando a una perrita que tenía en casa, y que se llamaba Amapola, sentí que era casi un ser humano pero que ciertos designios la habían conminado a ser un can. Allí nació la idea de un niño condenado a ser perro por el diablo de febrero, pero a la vez perdonado. Perdonado de la angustia existencial de ser un humano o de ser un niño que pide limosna bajo la lluvia”.

Le dejamos la letra completa y la canción para que puedan deleitarse con esta obra maestra de 1976.

PERDONADO (NIÑO CONDENADO)

Habla conmigo,
viejo perro blanco,
habla conmigo,
ladra tu quebranto…
cuando quieras,
olvidarlo…
tu quebranto…

Habla conmigo,
perro de la lluvia…
habla conmigo,
solo tú conoces,
la vendimia…
de la calle…

¡La delicia!
¡La delicia!

Habla conmigo,
viejo perro blanco,
busca descanso,
con tu molinete,
que los amos,
no descansan…
ya no existen…

Habla conmigo,
perro de la lluvia,
habla conmigo,
niño condenado,
por el diablo de febrero…

¡Perdonado!
¡Perdonado!
¡Perdonado!

FUENTES DE CONSULTA:

  • Martropía. Conversaciones con Spinetta. Juan Carlos Diez
  • Mundo spinettano: http://mundospinettiano.blogspot.com.ar/2012/05/
  • Notas y conciertos: http://notasyconciertos.blogspot.com.ar/2010/07/perdonado-nino-condenado.html