Archivo de la etiqueta: The Beatles

Las 22 composiciones de Harrison en Los Beatles

por @GFKArgentina | Gabriel F. Keena

Decidí armar un recopilatorio con todas las canciones que compuso George Harrison como beatle, quien durante la beatlemania fue definido como el beatle “callado” o “silencioso” pero con el transcurrir de los años, el bueno de George dejó bien en claro que tenía mucho para aportar.

Su calidad compositiva fue en total in crescendo al punto en el que llegó a igualar el nivel de las creaciones de Lennon y McCartney quienes siempre habían llevado la delantera, antes de que los Fab Four finalmente se separaran.

De hecho, Harrison se dio el gusto de meter un N°1 con el clásico “Something” e incluso escuchar a Frank Sinatra decir  “Something es mi canción favorita de Lennon-McCartney”.

En fin,  la idea es reivindicar el preciada herencia que George Harrison dejó durante su participación en Los Beatles, que siempre estará injustamente eclipsada por el coliderazgo que John Lennon y Paul McCartney detentaron en el grupo. Aclaración: no se incluyen los covers que él cantaba, sobre todo en los primeros discos, sino sus propias composiciones. Ahora sí, a disfrutar:

1 – Don’t Bother Me (1963)

Fue su primera composición para un álbum de Los Beatles y es un temazo. Se incluyó en el disco With The Beatles de 1963. Su incipiente estilo empezaba a asomar presentando una letra mucho más hosca y contrapuesta con las loas al amor que acostumbraban los Fab Four por aquellos años. Fue versionada por el gran Luis Alberto Spinetta en el disco Obras en Vivo de 2002.

2 – I Need You (1965)

Dos años debieron pasar para que Harrison volvería a aparecer en los créditos con dos canciones de su autoría para el álbum Help!. Desde aquí en adelante dejaría de cantar covers para empezar el laborioso desafío de colarse en el tracklist gobernado por John y Paul.  I Need You es su primer aporte romántico y melancólico inspirado, a la sazón, de su flamante novia Pattie Boyd, a quien conoció durante la filmación de la película A Hard Day’s Night. Musicalmente se caracteriza por el nostálgico delay de la viola, recurso novedoso y distintivo con el que demostraba por qué era el guitarrista principal de la banda.

 3 – You Like Me Too Much (1965)

Es la segunda composición suya en Help! y posiblemente sea una de sus canciones más flojas. Son sus primeros pasos como compositor y lógicamente Lennon y McCartney estaban varios niveles más arriba. Nuevamente exhibe una canción amorosa, tratando de nutrirse de su nueva relación, pero sin demasiadas ideas. De todos modos, la melodía y arreglos son más que acertados y no desentona con el resto de este brillante álbum.

4 – Think For Yourself (1965)

Después de un aporte discreto en Help!, Harrison se toma revancha con Rubber Soul y empieza a dar muestras de su enorme capacidad como compositor. Con este tema, George inaugura su ciclo más virtuoso que iría superando en cada álbum. Think For Yourself, cuya letra nos presenta a un letrista más parecido al de Don’t Bother Me que al de las dulces palabras de amor que canta en Help!. La traducción es “Piensa por ti mismo” y allí se dispone a ponerle los puntos al que venga a venderle espejitos de colores: “hace lo que tengas ganas de hacer, y andá a donde quieras ir, pensa por ti mismo, porque yo no voy a estar ahí con vos”. El George filoso empieza a asomar.

 5 – If I Needed Someone (1965)

Sin dudas, uno de mis temas favoritos de George y de ese hermoso disco que es Rubber Soul. Siempre me pareció que la intro daba para poguearla. Una brillante y armoniosa melodía acompaña a una letra sincera “si necesitara alguien para amar, vos serías la única en la que estaría pensando”. Eclipsado un poco por gemas como “Something” o “While My Guitar Gently Weeps” este temazo merece estar en la cabeza de todos.

6 – Taxman (1966)

La influencia de George comienza a dar sus frutos y se escucha, por ejemplo, en la incursión del sitar en el sonido de la banda, pero más aún en el listado de canciones. En Revolver, ya no son dos, sino tres las canciones suyas y encima una de sus mejores creaciones es la encargada de abrir el emblemático disco. Tan solo tres años habían pasado de su iniciadora Don’t Bother Me y ya escribía clásicos como Taxman. Además de la vanguardia rockera que propone en lo musical, es una de las pocas canciones en que Los Beatles atacan directamente al gobierno británico . La presión burocrática y los astronómicos impuestos confiscatorios que debían pagar llevaron a que George escribiera esta valiente letra contra el “hombre de los impuestos”. Taxman se lleva el mérito de ser la única canción que abre un disco beatle sin pertenecer a la firma Lennon/McCartney.

7 – Love You To (1966)

Todos sabemos de la suprema importancia que tuvo George en incorporar elementos de la música de la India al rock de Los Beatles y al incipiente movimiento hippie. Discípulo del maestro Raví Shankar, supo ser un obsesivo alumno del sitar, instrumento tradicional hindú, con el que aportó un sonido vagamente explorado en Occidente. Su innovación provocó una gran influencia en otras bandas de rock que comenzaron a incluirlo – Brian Jones de Los Rolling Stones quedó fanatizado al escucharlo- además de convertirse en un sonido predilecto por el hippismo que emergía por aquellos años.

8 – I Want To Tell You (1966)

Tercer y último tema que Harrison aporta a uno de los mejores discos – para muchos el mejor- de la historia. Con una melodía más clásica, es el tema más estilo beatle de los tres que tiene Revolver. Excelente comienzo con un arpegio que tiene mucha onda. Se destaca la línea de piano y bajo que aporta Paul.

9 – Within You Without You (1967)

El único tema de Harrison al emblemático Sgt.Peppers Lonely Hearts Club Band es una obra maestra de la música contemporánea. Debo confesar que yo entré a este álbum cuando escuché ésta impresionante canción. Me pasé horas enfrascado en esa magnífica pieza musical. Después fui descubriendo el resto, pero debo admitir que tal vez no le hubiese dado demasiada importancia al disco si existiese tremenda composición. Harrison mágicamente logra que una compleja obra hindú se cristalice en una canción pop, tarea que solo unos pocos, son capaces de lograr. Un deleite absoluto.

10 – Blue Jay Way (1967)

Es una de sus composiciones más exóticas. La misteriosa melodía combina su lado místico con una faceta psicodélica, muy en sintonía con la música que Los Beatles estaban experimentando por aquel tramo, sobre todo en el famoso Magical Mistery Tour de 1967. Un detalle muy típico del inasible universo beatle: Harrison, siendo el principal guitarrista, compone una canción sin guitarras, eligiendo el órgano Hammond como creador musical de ésta inusual composición.

11 – While My Guitar Gently Weeps (1968)

Para muchos, su obra maestra. Además el epónimo doble conocido popularmente como “white album” es uno de mis predilectos.  Al ser un disco doble, George pudo mostrar más composiciones de las dos o tres que le permitían meter en los predecesores. No es ninguna genialidad decir que Harrison se encontraba ya en un pico creativo que se traducía en superlativas composiciones. Tras la sorpresiva muerte del manager Brian Epstein, George propuso a los otros tres internarse por un tiempo en la India con el famoso maharishi para poder escapar de la inesperada y atocigante situación en la que de repente se encontraban. Su estadía fue muy fructífera para él y para el crecimiento de sus canciones. Eric Clapton fue el primer músico – sacando a su productor George Martin-   en participar de la grabación de un tema y lo hizo justamente en este brillante clásico eterno, aportando sus desgarradores solos de guitarra.

12 – Piggies (1968)

La otra canción del primer disco es esta sátira que muy elocuentemente Harrison dirige hacia la clase aristocrática de Inglaterra, marcada con una estructura barroca, utilizando el clavicémbalo y un cuarteto de cuerdas. Simpático tema que merece ser coreado en un bar, chocando los porrones repletos de birra tirada.

13 – Long, Long, Long (1968)

Una canción profunda y reflexiva. Una melodía lenta y apaciguadora se escurre entre la voz de George. Posiblemente poco valorada entre la gran cantidad de temazos que tiene el disco doble, sin embargo es una gran obra que merece ser escuchada. Reconozco que comencé a valorarla bastante tiempo después, cuando al prestarle más atención, sentí la confortable nostalgia con la que George suele golpearme.

14 – Savoy Truffle (1968)

Al igual que en Piggies, George se toma un rato para joderlo a Eric Clapton con su adicción a los chocolates. La canción es una sucesión de nombres de bombones que encontró en una caja. No se parece en nada a las demás canciones de su estilo. Algunos dirán que cometo una blasfemia, pero me recuerda a la estructura compositiva que suelen tener los temas del Indio Solari como solista. De hecho me gustaría escuchar una versión con su particular sello. Además, la utilización de seis saxofonistas le dan un toque distintivo de todo lo que habían hecho Los Beatles al momento.

15 – The Inner Light (1968)

Otro temón. Es el primer sencillo de su autoría. Salió como lado B junto a Lady Madonna. La canción está inspirada en el capítulo 47 del Tao Te King de Lao Tsé, obra fundamental del taoísmo. La música fue grabada con instrumentos hindúes en Bombay. En mi opinión, una de sus mejores obras. Recomiendo el cover realizado por Jeff Lynne y Anoushka Rankar en el concierto homenaje de 2002 titulado Concert For George. Se te pianta un lagrimón.

16 – Only a Nothern Song (1969)

Incluida en ese extraño álbum que es Yellow Submarine, Harrison se mete con sus colegas creativos al referirse a la compañía Nothern songs Ltd., una empresa de publicación de música para explotar las composiciones de la dupla Lennon/McCartney. Harrison era propietario sólo de un 0.8% y era contratado por la compañía como compositor pero Paul y John recibían más ganancias por sus composiciones que las que podía obtener Harrison. Un claro síntoma de agotamiento.

17 – It’s All Too Much (1969)

Es la otra composición para Yellow Submarine. Un rock con pinceladas lisérgicas. Es su canción más extensa en la discografía beatle, dura más de seis minutos y es un torbellino ácido de guitarras distorsionadas que emanan para descargar una especie de catarsis ruidosa, parándose bien lejos de la propuesta más armónica de McCartney y acercándose al estilo Hendrix.

18 – I Me Mine (1969)

Uno de las mejores secuencias de la historia se puede ver en la fallida película Let It Be: Harrison, McCartney y Ringo se encuentran ensayando este temazo mientras Lennon baila con Yoko en clave de vals. Con respecto a la letra, George se planta y simplemente dice “Yo soy mío”.

19 – For You Blue (1969)

Una de las últimas canciones de amor dedicada a Pattie Boyd, su musa inspiradora en aquellos años ya que unos años más tarde la relación finalizaría y Eric Clapton – sí su mejor amigo – iniciaría una relación con la actriz inglesa. En fin, For You Blue se publicó como single junto a The Long And Winding Road, ambas pertenecientes a Let It Be, el último álbum de estudio de Los Beatles en publicarse, aunque estrictamente se grabó antes que Abbey Road, disco con el que técnicamente se despidieron.  Cabe mencionar también el aporte de John, que si bien nunca tuvo grandes intervenciones en las canciones de George, aquí participa activamente utilizando la técnica del slap steel guitar con la que embellece esta simpática canción.

20 – Old Brown Shoe (1969)

Decir que George se guardó lo mejor para el final sería subestimar el gran legado que construyó en su carrera como beatle. Tampoco se puede negar que sus dos grandes himnos llegaron con el último disco de estudio que publicó el cuarteto de Liverpool: estamos hablando de Something y Here Comes The Sun. Sin embargo, hay una tercera canción que Harrison logró publicar como single antes del final de la banda. Se trata de Old Brown Shoe, sencillo que fue lanzado junto a The Ballad Of John & Yoko. Mucho tiempo después, el tema sería incluido en el Past Master Vol. 2. Es un rock n’ roll bien potente y eléctrico que se distingue del lado más sensible y melódico que ofrece en Something y Here Comes The Sun, la tríada con la que Harrison se despidió de Los Beatles.

21 – Something (1969)

Como decíamos anteriormente, su máxima obra llegó en el último disco de Los Beatles. Después de muchos años de esfuerzo y dedicación, George Harrison alcanzaba el prestigio como compositor que, hasta ese momento, era exclusivo de la dupla Lennon-McCartney. Tanto Paul como John elogiaron esta canción como una de las mejores que había escrito pero más allá del elogio de sus compañeros, Something tuvo la aprobación masiva y los merecidos reconocimientos por parte del público y la audiencia. Con ella, George finalmente logró conseguir el primer número uno en las listas norteamericanas, además se convirtió en la canción más versionada del grupo después de Yesterday y la BBC señaló que con esa composición, Harrison demostró que había tres grandes compositores en Los Beatles, entre otros reconocimientos con los que aún hoy la distinguen como una de las piezas musicales más bellas del siglo pasado.

22 – Here Comes The Sun (1969)

Mi composición favorita. George se despide con una guitarra suave y tierna de la que se desprenden dulces melodías reconfortantes. En los caóticos días del final, George fue a la casa de Eric Clapton a distenderse un poco, y en el patio de su casa pudo ver el sol – algo poco frecuente en la capital inglesa – y se sintió más aliviado: “It’s alright”. El gran reconocimiento a este clásico puede reflejarse actualmente en la plataforma de streaming Spotify ya que es, hasta el momento, la canción más reproducida de toda la discografía de los Fab Four. Como podemos ver, su última perla musical con Los Beatles, se mantiene más vigente que nunca.

 

PUEDE SEGUIR LA PLAYLIST EN SPOTIFY QUE ARME SI LES APETECE (?)

 

10 temazos para celebrar el Día del Amigo!

Siendo 20 de julio, hoy se conmemora el Día del Amigo en nuestro país, así como también en los vecinas naciones de Uruguay y Brasil. La selección de esta fecha es sumamente arbitraria ya que se dispuso a partir de la llegada del hombre a la Luna, el 20 de julio de 1969.  En fin, aquí dejamos una playlist variada e internacional para que cantes y festejes con los tuyos.

por @GFKArgentina

WITH A LITTLE HELP FROM MY FRIENDS – THE BEATLES

Una hermosa gema que integra el álbum que cambió el curso de la música popular del siglo XX. Protagonizada por Ringo, sus amigos John y Paul lo ayudan a construir la canción haciéndole preguntas cuyas respuestas van conformando la letra del tema. En el estribillo Ringo agradece “me las arreglo con un poco de ayuda de mis amigos, llego alto con un poco de ayuda de mis amigos, voy a tratar con un poco de ayuda de mis amigos”.

YOU’RE MY BEST FRIEND – QUEEN

A Night at the Opera es una de las joyas más valiosas de Queen. Un álbum conceptual que encierra una catarata de clásicos de rock. Uno de ellos, lo acunó su sigiloso bajista John Deacon. Fue la primera canción dedicada a la amistad y significó un rotundo éxito. Una década después Queen volvería a apostar exitosamente a este sentimiento con Friends Will Be Friends.

A VOS AMIGO – ALMAFUERTE

El himno metalero difundido por Iorio y los suyos refleja el fuego de la sagrada amistad atestiguada por las cruces de Black Sabbath y su resplandor.

FRIENDS WILL BE FRIENDS – QUEEN

Pocas bandas a lo largo de la historia, han logrado apuntalar una canción para cada momento de la vida. Bueno, a falta de una para la amistad Queen hizo dos. Así como habitualmente decimos que Los Simpsons tienen una escena que se condice con la realidad, el cuarteto británico a lo largo de su carrera, ha consagrado un sinfín de clásicos que representan grandes momentos. En este caso, también dejaron una oda para la amistad que supo ser el soundtrack de una de las series más recordadas de los 90’s: Amigos son los amigos con Carlín Calvo y Pablo Rago.

AMIGO – ATTAQUE 77

Attaque siempre se distinguió por sus acertados aunque polémicos covers punk: así como se la jugaron para versionar a Gilda, también lo hicieron con el famoso clásico de Roberto Carlos convirtiéndola en un hit poguero.

MY FRIENDS – RED HOT CHILLI PEPPERS

Un temazo del controvertido One Hot Minute de 1995. Una introspectiva letra, sumada a una sentida melodía. La mejor frase (posiblemente del disco): “escuché a una niña hablar, y lo que dijo fue algo hermoso, ‘da tu amor sin que te importe nada'”.

AMIGOS – LOS ENANITOS VERDES/ALEJANDRO LERNER

El clásico del fogón. El tema ideal para el video editado con fotos de la adolescencia y la infancia. Los Enanitos Verdes (en este caso acompañados por Alejandro Lerner) se perdieron en el laberinto de los 90’s pero dejaron varios clásicos inoxidables.

I’LL BE THERE FOR YOU – THE REMBRANDTS

Un clásico One Hit Wonder noventoso que supo ser la cortina de la famosa sitcom cómica norteamericana Friends. Se mantuvo en el primer puesto por 8 semanas en 1995.

AMIGO VUELVE A CASA PRONTO – SUI GENERIS

La excelsa y delicada pluma de Charly García pide a su amigo estar juntos. Se vienen tiempos difíciles y es mejor que estemos juntos otra vez, sobre todo, cuando las palabras suenan cada vez más lejanas.

HERMANOS DE SANGRE – VIEJAS LOCAS

El Pity Álvarez siempre cantó la justa y en Viejas Locas, logró plasmar lo mejor de una carrera diezmada por los excesos. “Yo solo quiero vagar con vos” posiblemente sea una de los versos más retuiteados del rock nacional.

 

 

 

 

LOS MAS VENDIDOS EN UK

Este año se cumplen 60 años de la aparición de Official Album Charts – lista oficial británica que clasifica los álbumes de acuerdo a sus ventas tanto en formato físico como digital -y en el sitio web se dieron a conocer los 60 más vendidos en el Reino Unido. Les dejamos el top 10.

por @GFKArgentina

10 –  GREATEST HITS II – QUEEN (1991)

Con casi 4 millones de copias vendidas, el segundo álbum recopilatorio con los éxitos que Queen logró en su segunda década de vida (1981-1991). Publicado un mes antes del fallecimiento de Freddie Mercury,  el Greatest Hits II – al igual que su primera edición – tiene su lugar en la mayoría de los hogares de Gran Bretaña.

9 – BAD – MICHAEL JACKSON (1987)

La edad dorada del formato Compact Disc (CD) en los principales mercados del mundo coincidió con el reinado que Michael Jackson ostentó durante casi toda la década del 80 y principios de los 90. Después del hito musical  que fue Thriller, la expectativa por su siguiente álbum se reflejó en la superlativas ventas que tuvo a lo largo y ancho del planeta.

8 – BROTHERS IN ARMS – DIRE STRAITS (1985)

Mark Knopfler estaba al tanto de los cambios tecnológicos que se avecinaban en la industria musical y su grupo fue uno de los pioneros en publicar su álbum en CD y grabarlo enteramente de forma digital. Más allá de la innovadora propuesta, el disco se sustentó con un excelente trabajo artístico que contiene clásicos como Money For Nothing y Walk Of Life.

7 –  THE DARK SIDE OF THE MOON – PINK FLOYD (1973)

Posiblemente, el disco más emblemático de Gran Bretaña en el S.XX. La idiosincrasia inglesa se cristaliza en 42 minutos de música. Eso le valió ser uno de los discos más vendidos y valorado por los ingleses. Ostenta el récord de mantenerse por 811 semanas en las listas Billboard, aunque es el único de la lista que no pudo alcanzar el primer puesto en los charts del Reino Unido.

6 – THRILLER – MICHAEL JACKSON (1982)

Obviamente tenía que estar, como mínimo, entre los 10 más vendidos en Gran Bretaña, porque es el disco más vendido de la historia a nivel mundial. Con Thriller, Michael salió a la conquista interplanetaria y los británicos no tardaron mucho en rendirse a sus caminatas lunares, con casi 5 millones de copias vendidas, ocupando el segundo lugar detrás de las listas estadounidenses.

5 – WHAT’S THE STORY MORNING GLORY – OASIS (1995)

Después de un aceptable debut con Definitely Maybe, los hermanos Gallagher alcanzaron la gloria mundial y se convirtieron en los iconos del rock, en la segunda mitad de los 90s, a partir de este álbum que comprende sus mejores himnos. Ningún disco de rock publicado después pudo superar en ventas a What’s The Story Morning Glory. El más cercano (puesto 18) es Urban Hyms de Verve, publicado en 1997.

4 – 21 – ADELE (2011)

El paradigmático caso de Adele. Si uno observa la lista, 21 es el único álbum de este siglo que pudo alcanzar, y superar a casi todos sus antecesores del siglo pasado. Claramente es el indicio más visible de un cambio de era en la industria musical. La llegada de Napster y la posterior descarga gratuita se convirtió en una costumbre para la gran mayoría de los consumidores, golpeando fuertemente el tradicional sistema de venta de discos. Teniendo en cuenta este escenario, se acentúa y dimensiona aún más el descomunal éxito de 21, que además, tan solo tiene cinco años de existencia y es candidatazo a quedarse con el primer puesto en un futuro no muy lejano.

3 – SGT. PEPPER’S LONELY HEARTS CLUB BAND – THE BEATLES (1967)

Es totalmente lógico que el álbum que cambió la música del siglo pasado se ubique en el podio de ventas. De hecho, es el álbum de estudio más vendido de la historia en Gran Bretaña ya que los dos primeros puestos, responden a placas compilatorias. Los Beatles universales como son, también demuestran ser profetas en su tierra donde siguen siendo los number one.

2 –  GOLD – GREATEST HITS – ABBA (1992)

Posiblemente sea la posición más polémica e inesperada pero el éxito del cuarteto sueco en Gran Bretaña queda demostrado con este segundo puesto, teniendo en cuenta que a nivel mundial el disco se encuentra en el puesto 24. El otro aspecto llamativo es que el álbum se publicó en 1992, 10 años después de su separación, siendo la cuarta placa recopilatoria. Además de ser el segundo, los ABBA  se jactan – junto a Los Beatles y Queen– de romper la barrera de los 5 millones de discos vendidos. El otro dato: junto a Michael Jackson, son los únicos artistas extranjeros que integran el top 10.

1 – GREATEST HITS – QUEEN (1981)

Es el único disco que supera las 6 millones de copias vendidas y eso lo convierte en el álbum más vendido de Gran Bretaña. Publicado en 1981, contiene gemas inmortales como Bohemian Rhapsody, Somebody To Love, Save Me, We will rock you y We Are The Champions, entre muchas otras.  Se mantuvo durante cuatro semanas en el primer puesto y unas 700 semanas en las listas. Con 25 millones de copias vendidas a nivel mundial, es uno de los álbumes más importantes de la música popular. Este primer puesto, al igual que la lista, demuestra la profunda tradición rockera del público británico.

FUENTES: