Archivo de la etiqueta: Gabriel Keena

Otras versiones | In My Room – Los Pericos

por @GFKArgentina | Gabriel F. Keena

Posiblemente el gran truco del éxito de Los Pericos consistió en salir de las fronteras del reggae para nutrirse de otros ritmos así como también ser capaces de versionar una canción de otro sin que nadie sospeche su condición de cover. Hay muchos ejemplos interesantes a lo largo de su carrera y posiblemente éste sea uno de los menos reconocidos.

La canción original pertenece a esa enorme banda norteamericana llamada The Beach Boys. Fue publicada en el disco Surfer Girl de 1963 y editada como sencillo junto a “Be True To Your School”. Compuesta por Brian Wilson y Gary Usher, “In My Room” forma parte del amplio repertorio de clásicos que tiene la banda estadounidense.

Según el blog Historia de una canción Gary Usher explicó cómo surgió su composición: “In My Room fue una canción muy artística. Brian y yo volvimos a la casa una noche después del juego sobre la línea (en un juego de béisbol). Me puse en el bajo y Brian estaba con el órgano. La canción fue escrita en una hora. La melodía era toda de Brian. La sensibilidad … el concepto le hizo decir muchas cosas. Cuando terminamos, ya era tarde, después de nuestro toque de queda de medianoche. De hecho, Murry (el padre del Brian Wilson) entró dos o tres veces y quiso que yo me marchara. De todos modos, lo conseguimos con Audree (la madre de Brian Wilson). Ella dijo; ‘Esta es la canción más hermosa que usted alguna vez ha escrito.’ Murry dijo; ‘Nada mal, bien escrita, nada mal,’ fue la cosa más agradable que él alguna vez me dijo.”

La canción fue versionada a lo largo del tiempo por numerosos artistas, quizá la más conocida sea la que interpretó Linda Rondstadt en 1996, cuando publicó un disco de covers en clave de “lullabies” dedicado a los niños. No obstante, ese mismo año, Los Pericos, la célebre banda argentina de reggae, también grabaría su propia versión de “In My Room” que sería incluida en el disco Yerba Buena.

Posiblemente algún prejuicioso desconfiado sospechará del resultado artístico pero la realidad es que la versión está muy bien lograda. Con su reconocido estilo, el grupo mantiene la cadencia y armonía providencial de las melodías originales de Wilson. La guitarra adopta el clásico rasgueo reggae y acompaña sin desentonar mientras el Bahiano adiciona con su característica velocidad del habla, casi como un mantra: “qué es lo que pasa contigo que vas siempre ahí”, intentando indagar por qué ese cuarto es tan especial. Asimismo, los vientos acompañan de un modo adecuado sin invadir la naturaleza melódica.

Juanchi Baleirón, guitarrista y cantante de Los Pericos, declaró en una entrevista a la revista Rolling Stone respecto del proceso de grabación de aquel disco: ” Yerba Buena lo mezclamos en Manhattan, con Fernando Kral, y fue un proceso buenísimo. Veníamos de dos discos fuertes de esa etapa nueva, Big Yuyo y Pampas Reggae, y empezamos a hacer cosas raras, como “In My Room” de los Beach Boys. Nos estábamos divirtiendo, trabajando con mucha libertad.”

Aquí la versión de Los Pericos que integra el disco Yerba Buena publicado en 1996:

Anuncios

BEAUTIFUL DAY – 10/10

Por Gabriel F. Keena | @GFKArgentina

Más de 50 mil personas presenciaron un recital que quedará en el recuerdo: la agónica clasificación de la Selección Argentina gracias a Lionel Messi – que se transmitió por la pantalla gigante del Estadio Único de La Plata – fue la antesala perfecta para que el show de U2 se convirtiera en una fiesta inolvidable. Crónica de un día hermoso.

Quizás suene un poco exagerado pero la previa de este recital comenzó ni bien terminó el partido Argentina con Perú en la Bombonera. El dramático empate en cero puso en jaque la clasificación del seleccionado a Rusia 2018 y obligaba a los dirigidos por Sampaoli a ganar en la altura de Ecuador en la última fecha, con la radio en la oreja escuchando partidos ajenos. Ante ese escenario, el “universo futbolero” que sacó la entrada para ver a la banda irlandesa cayó en la desesperación cuando chequeó que el horario del show coincidía con ese – ahora decisivo – partido de la albiceleste.

Yo formaba parte de ese “universo futbolero” que se enfrentaba a semejante dilema. Por suerte, no era el único. En las redes sociales empezaron a florecer mensajes de personas vendiendo su entrada al costo, mientras otros puteaban a la selección por no haber clasificado antes mientras reflexionaba sobre el sinsentido de estar viendo un show de rock con auriculares puestos escuchando un partido de fútbol. Traté de autoconvercerme y restarle importancia a la clasificación pero mi deseo irracional se impuso siempre.

Por suerte el martes a la mañana – el día del show y del partido – una noticia francamente inesperada destrabó la disyuntiva: U2 había decidido dilatar su show para que el público no se pierda el partido en el Estadio Único de La Plata. De repente, Bono arriesgaba el éxito del concierto y se ponía en la misma situación que el inefable gerente de Noblex. Como suelen decir en los claustros académicos, la situación era “plata o mierda”.

No deposité demasiadas expectativas en el show: fui a ver a U2 en 2006 en el marco de la Vertigo World Tour y no hay dudas que junto a los Stones y Coldplay son capaces de exhibir un despliegue escénico imponente. El problema era que para que eso sea nuevamente una fiesta, dependíamos de once tipos que no hacían un gol desde marzo.

Cuando llegué al estadio me dispuse en uno de los laterales del campo, un poco más adelante de la torre de control, estratégicamente bien ubicado para ver el partido pero no así para posteriormente observar el concierto. El tiempo no acompañaba: hacía frío y lloviznaba.

Al rato empezó el show de Noel Gallagher’s High Flying Birds, banda que el ex líder de Oasis formó en 2011 después de pelearse por enésima vez con su hermano Liam. La realidad es que el rol de telonero claramente le queda chico. El Gallagher bueno salió al escenario con sus temas solistas y en pocos minutos congregó a la muchedumbre dispersa, sobre todo cuando encaró Champagne Supernova, Little By Little y el clásico indeleble Don’t Look Back In Anger con el que se retiró. Antes de irse, no dejó de confesar su afecto hacia el público argentino que lo aplaudió largamente.

20.30, la hora de la verdad. La pantalla del escenario comenzó a proyectar las imágenes desde Ecuador. La selección se jugaba su último tiro. El estadio, que ya para esa hora estaba prácticamente repleto y enmudeció cuando Ecuador hizo el gol (automáticamente pensé en los gestos de Bono, Messi y el gerente de Noblex). Yo, por mi parte, sentía que me habían asestado un mazazo en la cabeza y temía un ataque de epilepsia: “esta noche se va todo al carajo”, pensé. Por suerte, existe un pibe llamado Lionel Andrés Messi, encargado de salvar a la Argentina y convertir los tres goles que nos depositan directo en Rusia. Como en el Camp Nou, la gente se rendía en alabanzas cuando la pantalla enfocaba al astro rosarino. La euforia de la multitud se hizo mayor con la frutilla del postre: Chile se quedaba afuera del Mundial.

Mientras terminaba de comprobar la eliminación del equipo trasandino, las luces del estadio se apagaron, la pantalla desaparecía y de fondo comenzó a escucharse la batería inconfudible de Larry Mullen Jr. Era Sunday Bloody Sunday y U2 sabía que Messi había dejado al público listo para desahogarse. Los cuatro se ubicaron en el mini escenario dispuesto en el centro del campo. El público vociferante siguió prendido con New Years Days, Bad (con un enganchado Heroes de Bowie) y Pride (In The Name Of). Los irlandeses desplegaron todo su arsenal de clásicos ochentosos previos a ese descomunal álbum que es The Joshua Tree, publicado en 1987, motivo por el cual se organizó esta nueva gira mundial por el trigésimo aniversario.

Después de esos frenéticos 15 minutos, Bono tomó el micrófono y habló en nombre de todos cuando dijo: “Gracias Lionel Messi”. Recién ahí, la multitud se calmó un poco, pero el relajo duró hasta que The Edge – ese grandioso guitarrista que nunca hace una de más pero es dueño de un estilo único – comenzó el mítico riff de Where The Streets Have No Name, clásico que abre el disco homenajeado. De fondo, una pantalla gigantesca volvió a encenderse para proyectar imágenes con una calidad superlativa.

Con la segunda canción uno confirma por qué The Joshua Tree es un disco obligatorio siendo lo mejor de 1987, junto al Appetite For Destruction de los Guns N’ Roses. Suena Still Haven’t Found What I’m Looking For y le sigue With Or Without You. The Joshua Tree es en sí mismo un Greatest Hits, pero además de su excelencia musical, y esa formidable capacidad para generar clásicos universales, también es un testimonio humanitario con el que Bono decidió lanzar un comprometido perfil político mundial, muy distinto a la figura clásica de rockstar consagrado, con el que se ganó un reconocimiento internacional así como también numerosas críticas.

Poder escuchar temas como Running To Stand Still, Bullet The Blue Sky o Red Hill Mining Town que habitualmente quedan fuera de la lista de “clásicos” es lo más interesante de revisar discos clásicos, porque realmente son hermosas canciones que no suelen ser incluidas en los shows en vivo, eclipsadas por los numerosos himnos que ostenta la banda.

Créditos: Soledad Aznarez – La Nación

El disco cierra con Mothers Of The Dissapeared (Madres de los desaparecidos) que originalmente hacía alusión a un grupo de madres de El Salvador quienes se inspiraron en las Madres de Plaza de Mayo, por lo tanto Bono las invitó a subir al escenario cuando tocaron por primera vez en nuestro país, en mayo de 1998. Aquel reconocimiento fue tremendamente conmovedor. Quizá esta ocasión era una buena oportunidad para repetirlo, sin embargo el grupo solo decidió hacer mención a todos aquellos que luchan por los derechos humanos en todas partes del mundo. Igualmente, el guiño a las Madres de Plaza de Mayo llegaría más tarde.

Créditos: Soledad Aznarez – La Nación

La banda se retiró con la famosa proclama “el pueblo vencerá” pero la retirada duro apenas unos minutos, tras la ovación que los reclamaba. Comenzó el encore bien arriba para ir cerrando la noche: Beautiful Day, Elevation y Vertigo, una atrás de la otra, volvieron a encender la noche con un pogo constante de felicidad. En ese momento de algarabía, nuevamente recordé los tres goles de Messi y agradecí al diez por esta fiesta.

El recital cerró con You’re The Best Thing About Me, Ultraviolet (Light My Way) dedicada a las mujeres y principalmente a su lucha contra la opresión machista que sufren diariamente, reconocimiento que se reflejó en la pantalla donde se proyectaron personalidades icónicas como Eva Perón, Mercedes Sosa, Susana Trimarco, María Elena Walsh, el movimiento NI UNA MENOS y Madres de Plaza de Mayo así como también otras figuras internacionales.

La banda se despidió lógicamente con One que fue coreada por todo el estadio Único de La Plata mientras emergía un gigantesco sol para después formar la bandera argentina que quedó proyectada hasta el final.

Así terminaba un largo y hermoso día que difícilmente sea olvidado por quienes allí estuvieron. Ojalá lo hayan disfrutado tanto como yo.

 

ULTRAVIOLET – U2 – ESTADIO ÚNICO DE LA PLATA

WHERE THE STREETS HAVE NO NAME – U2 – ESTADIO ÚNICO DE LA PLATA

BEAUTIFUL DAY – U2 – ESTADIO ÚNICO DE LA PLATA

LISTA DE TEMAS

 

Sunday Bloody Sunday

New Year’s Days

Bad

(with “Heroes” snippet)

Pride (In the Name of Love)

Where the Streets Have No Name

I Still Haven’t Found What I’m Looking For

(with “Stand By Me” snippet)

With or Without You

Bullet the Blue Sky

(with “America from the West Side Story” snippet)

Running to Stand Still

Red Hill Mining Town

In God’s Country

Trip Through Your Wires

One Tree Hil

Exit

(with “Wise Blood and “Eeny… more )

Mothers of the Disappeared

(with “El Pueblo Vencera” snippet)

Encore:

Beautiful Day

Elevation

Vertigo

Encore 2:

You’re the Best Thing About Me

Ultraviolet (Light My Way)

One

LOS DISCOS PREFERIDOS DE NUESTROS SEGUIDORES

por Gabriel F. Keena | @GFKArgentina

Vía Twitter circuló una consigna que consistía en nombrar tus 4 discos preferidos y nominar a cuatro personas más. Nosotros lo trasladamos a Facebook y decidimos extender la nominación a todos aquellos que nos siguen. El resultado fue más que interesante: recibimos 358 votos, que se esparcieron en 125 discos de 56 artistas o bandas diferentes.

Yo di el puntapié inicial en nombre de Nuestros Idolos publicando mis 4 discos preferidos hoy: El Jardín de los presentes (1976) de Invisible, Bicicleta (1980) de Serú Giran, Un baión para el ojo idiota (1988) de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y Canción Animal (1990) de Soda Stereo.

 

LOS CUATRO MÁS VOTADOS POR NUESTROS SEGUIDORES

Después invité a todos los que quisieran dar su cuarteto favorito y cercano a un centenar de usuarios dieron su veredicto. Decidimos establecer un ranking de votos y elegir los 4 más votados como los preferidos por nuestra audiencia. Estos son los resultados: Artaud (1973) de Luis Alberto Spinetta bajo el nombre de Pescado Rabioso fue el disco preferido por excelencia y ganó al ser elegido en 27 ocasiones. El segundo puesto quedó para Oktubre (1986) de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota que estuvo entre los cuatro 19 veces. El tercer lugar fue para Canción Animal (1990) de Soda Stereo elegido 16 veces, siendo el único disco en coincidir con los 4 elegidos por mí. El cuarto integrante de este cuarteto preferencial es Clics Modernos (1983) de Charly García que fue nombrado en 12 elecciones.

 

El disco más “nuevo” de los cuatro es Canción Animal de Soda Stereo, publicado el 7 de agosto de 1990, que cumplirá 27 años en menos de un mes. El más antiguo fue el más elegido: Artaud se publicó hace 44 años. Los dos restantes pertenecen a prolífica década del 80: Oktubre de Los Redondos cumplió 30 años el año pasado y Clics Modernos de Charly en noviembre cumplirá 34.

OTROS GRANDES DISCOS PREFERIDOS…

Por escasos tres votos, el quinto puesto lo comparten dos discazos, cada uno, protagonizado nuevamente por Luis Alberto Spinetta y Charly García en sus respectivas bandas. Estamos hablando de Pescado 2 (1972) de Pescado Rabioso y La grasa de las capitales (1979) de Serú Giran, ambos de la década del 70. Pero Los Beatles argentinos también sumarían dentro del top 10 otro álbum que alcanzó 7 votos: Bicicleta (1980) – disco que fue incluido en mi cuarteto – al igual que Soda Stereo con Signos (1986) que igualmente metió dos discos entre los 10 más seleccionados. No fueron los únicos dos: Charly García nuevamente fue votado por su disco Piano Bar (1984). Cierra el ranking La Biblia (1971) de Vox Dei.

OTROS DATOS

De los 125 discos votados, la placa más antigua es Almendra publicado en noviembre de 1969, epónimo de la primera banda que tuvo el Flaco junto a Emilio Del Guercio, Edelmiro Molinari y Rodolfo García. Los discos más actuales de los seleccionados son Pez (2010) de la banda homónima y Amapola del 66 de Divididos.

DÉCADA DEL 60

De la década del 60 solo un disco fue elegido: Almendra de 1969 en cuatro ocasiones.

DÉCADA DEL 70

De la década del 70 fueron seleccionados 23 discos: 1970: Manal de Manal | 1971: La Biblia de Vox Dei y Volumen 1 de Pappo’s Blues | 1972: Desatormentándonos de Pescado Rabioso, Volumen 2 de Pappo’s Blues, Jeremías pies de plomo de Vox Dei, Vida de Sui Generis, Conesa de Pedro y Pablo, Cristo Rock de Raúl Porchetto y Aquelarre de Aquelarre | 1973: Pescado 2 y Artaud de Pescado Rabioso, Volumen 3 de Pappo’s Blues y Et Nada de Miguel Abuelo | 1974: Invisible de Invisible, Pequeñas anécdotas sobre las instituciones de Sui Generis y Brumas de Aquelarre | 1975: Durazno sangrando de Invisible | 1976: El jardín de los presentes de Invisible y La Máquina de Hacer Pájaros de La Máquina de Hacer Pájaros | 1977: Películas de La Máquina de Hacer Pájaros | 1978: Serú Girán de Serú Girán | 1979: La grasa de las capitales de Serú Girán.

El año con más discos elegidos preferidos es 1972 con 7 álbumes. En todos los años de la década al menos un disco fue elegido. Los más seleccionados de esta década son: Artaud (ganador con 27), Pescado 2 (9), La grasa de las capitales (9) y La Biblia (7).

DÉCADA DEL 80

De la década del 80 fueron seleccionados 35 discos: 1980: Bicicleta de Serú Girán | 1981: Peperina de Serú Girán | 1982: Yendo de la cama al living de Charly García, Contenidos de RIFF y  Kamikaze de Luis Alberto Spinetta | 1983: Clics Modernos de Charly García, Corpiños en la madrugada de SUMO y Bajo Belgrano de Spinetta Jade | 1984: Soda Stereo de Soda Stereo y Relax de Virus | 1985: Piano Bar de Charly García, Divididos por la felicidad de SUMO, Rockas Vivas de ZAS, Y ahora qué pasa, eh? de Los Violadores, Nada personal de Soda Stereo, Gulp! de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, VII de RIFF y Locura de Virus | 1986: Oktubre de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Signos de Soda Stereo, Llegando los monos de SUMO, Solos en América de Miguel Mateos y Contrarreloj de Enanitos Verdes | 1987: After Chabon de SUMO, Superficies de placer de Virus y Parte de la religión de Charly García| 1988: Un baión para el ojo idiota de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Doble Vida de Soda Stereo, Los chicos quieren rock de Ratones Paranoicos, Tester de violencia de Luis Alberto Spinetta, Patria o Muerte de Don Cornelio y la Zona y Ey! de Fito Páez|1989: Bang Bang! Estás liquidado de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Alterando las divisiones de 2112 y Hermética de Hermética.

El año con más discos elegidos preferidos es 1985 con 8 álbumes. En todos los años de la década al menos un disco fue elegido. Los más votados de esta década fueron: Oktubre (19), Clics Modernos (12), Bicicleta (7), Signos (7) y Piano Bar (7).

DÉCADA DEL 90

De la década del 90 fueron seleccionados 44 discos: 1990: Canción Animal de Soda Stereo y El cielo puede esperar de Attaque 77 | 1991: Ácido Argentino de Hermética, Acariciando lo áspero de Divididos, Peluson Of Milk de Luis Alberto Spinetta y Fieras lunáticas de Ratones Paranoicos| 1992: Dynamo de Soda Stereo, El amor después del amor de Fito Páez y El León de Los Fabulosos Cadillacs | 1993: La era de la boludez de Divididos, Lobo suelto/Cordero atado de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y Amor Amarillo de Gustavo Cerati | 1994: La hija de la lágrima de Charly García, Dale aborigen! de Todos Tus Muertos, Circo Beat de Fito Páez, Valentín Alsina de 2 Minutos, Víctimas del vaciamiento Hermética, Ay, Ay, Ay de Los Piojos, Todo está al revés de Attaque 77 y Trance Zomba de Babasónicos | 1995: Sueño Stereo de Soda Stereo, Mi vida loca de Los Auténticos Decadentes, Amén! de Attaque 77, Unplugged de Charly García, Palabras más palabras menos de Los Rodríguez | 1996: Luzbelito de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Despedazado por mil partes de La Renga, Confort y música para volar de Soda Stereo, Quemado de Pez, Tercer arco de Los Piojos, Acorralar a la bestia de Actitud María Marta, Kum Kum de Fun People | 1997: Spinetta y Los Socios del Desierto de Los Socios del Desierto, Alta Suciedad de Andrés Calamaro, Que sea rock de RIFF, El último concierto de Soda Stereo, Babasónica de Babasónicos | 1998: Azul de Los Piojos, La Renga de La Renga, Aerial de Massacre, El camino real de Todos Tus Muertos |1999: Bocanada de Gustavo Cerati y Vida Espinosa de Ricardo Espinosa.

El año con más discos elegidos fue 1994, con 8 álbumes. En todos los años de la década al menos un disco fue elegido. El único disco que formó parte del top ten y se ubicó en el tercer puesto es Canción Animal que elegido en 16 ocasiones. El resto de los discos pertenecen a las década del 80 y 70. Muy detrás del disco de Soda se ubica otro del trío: Dynamo con 6 votos. Le siguen con 5 El amor después del amor y Despedazado por mil partes.

DÉCADA DEL 2000

De la década del 2000 fueron elegidos 20 discos: 2000: Narigón del siglo de Divididos, Yo no quiero volverme tan loco de Serú Girán, El Salmón de Andrés Calamaro, Hijos del culo de Bersuit Vergarabat, Rey Sol de Fito Páez y Verde paisaje del infierno de Los Piojos | 2001: Aventura de Siete Delfines, Okey Dokey de Boom Boom Kid y Jessico de Babasónicos | 2002: A través del mar de los sargazos de Skay y Los Fakires | 2003: Presión de Callejeros y Máquina de sangre de Los Piojos | 2004: La argentinidad al palo de Bersuit Vergarabat y Cuarto para espectros de Expulsados | 2006: Ahí Vamos de Gustavo Cerati | 2008: El camino más largo de No Te Va A Gustar y Oxígeno de Los Gardelitos | 2009: Fuerza Natural de Gustavo Cerati | 2010: Amapola del 66 de Divididos y Pez de Pez.

El año con más discos elegidos fue el 2000 con 6 álbumes. Ningún disco de este decenio entró en el top ten y estuvieron lejos de ser los más votados. El más votado fue Ahí Vamos siendo votado en 4 ocasiones. Llama la atención que no se votó ningún disco del artista con mayor convocatoria de estos tiempos: estamos hablando del Indio Solari.

Toda la discografía de estudio de Soda Stereo, dividida en 8 discos, fue elegida al menos una vez. No se contabiliza Ruido Blanco por ser una versión en vivo. El más votado fue Canción Animal. También se destacan, aunque con una serie de discos mucho menor, Invisible ya que sus 3 discos publicados fueron seleccionados y SUMO cuya discografía de estudio fue elegida por los usuarios.

TOP 10

  • ARTAUD – PESCADO RABIOSO – 1973 – 27 VOTOS
  • OKTUBRE – PATRICIO REY Y SUS REDONDITOS DE RICOTA – 1986 – 19 VOTOS
  • CANCIÓN ANIMAL – SODA STEREO – 1990 – 16 VOTOS
  • CLICS MODERNOS – CHARLY GARCÍA – 1983 – 12 VOTOS
  • PESCADO 2 – PESCADO RABIOSO – 1973 – 9 VOTOS
  • LA GRASA DE LAS CAPITALES – SERU GIRAN – 1980 – 9 VOTOS
  • LA BIBLIA – VOX DEI – 1971 – 7 VOTOS
  • BICICLETA – SERU GIRAN – 1979 – 7 VOTOS
  • PIANO BAR – CHARLY GARCÍA – 1985 – 7 VOTOS
  • SIGNOS – SODA STEREO – 1986 – 7 VOTOS