Archivo de la etiqueta: 70’s

¿DE QUÉ SE TRATA? | PERDONADO (NIÑO CONDENADO) | INVISIBLE

por Gabriel F. Keena | @GFKArgentina

No se descubre nada nuevo al decir que Luis Alberto Spinetta (LAS) fue un compositor distintivo, dueño de una originalidad musical y poética que pocas veces se ve en el universo de la música popular. Sin embargo, desde sus inicios, las letras siempre provocaron diversas opiniones que van desde quienes las idolatran hasta aquellos que argumentan no entenderlas. Posiblemente el caso de la canción Perdonado (Niño Condenado) sea un buen ejemplo: una enigmática lírica que esconde una interesante reflexión.

En contadas ocasiones, LAS se prestó para hablar de sus composiciones que históricamente generaron una cierta polémica entre sus seguidores y detractores,  de la que Luis siempre se mantuvo al margen, apostando al lado polisémico de la vida (?) y dejando crecer múltiples interpretaciones sobre su vasta obra. Algo parecido sucede, a pesar de las diferencias estilísticas, con el Indio Solari y su narrativa, sin embargo, de vez en cuando, los autores suelen dar algunas pistas orientadoras.

Tal es el caso de Perdonado (Niño Condenado). Lo primero hay que aclarar es que este tema pertenece a Invisible – una de las tantas formaciones que el Flaco creó a lo largo de su carrera – que formó junto a Alberto “Machi” Rufino en bajo y Héctor “Pomo” Lorenzo en batería entre 1973 y 1977, aunque también deberíamos hacer mención al guitarrista Tomás Gubitsch que participó en el último álbum de la banda, El jardín de los presentes.

Justamente en el excelentísimo disco citado se encuentra Perdonado (Niño Condenado), anteúltima canción que dura más de 7 minutos, siendo la canción más larga de la placa y que se inicia con un misterioso riff, visceral y apesadumbrado en loop acompañado por una soberbia batería ejecutada por Pomo que da comienzo al prólogo instrumental antes de que la voz de Spinetta comience a cantar la criptica letra.

En el libro Martropía. Conversaciones con Spinetta de Juan Carlos Diez, el Flaco menciona la idea que disparó la letra de la canción en cuestión: “En Perdonado (Niño condenado) también hay un intento de comunicarse con los animales.

Perdonado en realidad está escrito para una perra que teníamos en la casa de mis viejos en Arribeños cuando ensayábamos con Invisible. Se llamaba Amapola, y había otra perrita más, Margarita. La Lila era la que teníamos en la época de Almendra, pero después se murió, y estaban Amapola y Margarita. Margarita fue la primera perra rata que existió en el mundo, después le creció pelo de elefante en el lomo.

Y Amapola era una perrita blanca totalmente dócil. No sé si los perros piensan pero a veces parece que se sentaran a pensar. Y Amapola tenía eso, parecía una persona. Entonces me puse a reflexionar y me di cuenta de que, en realidad, ella era un niño que había sido perdonado de ser humano. Porque estaba en ese lugar como si fuera un niño, sintiendo todo pero sin lo que representa la noción de angustia de existir cuando uno es adulto.

A la vez la letra dice niño condenado por el diablo de febrero. Claro, es un niño que fue condenado a no ser humano, como contrapartida tenía esa condena: pero Perdonado es porque fue perdonado de vivir como un hombre. Así, jugando, se me ocurre que estuve pensando alrededor de estas ideas cuando escribí la letra. Habla conmigo, viejo perro blanco, busca descanso con tu molinete…”, porque ¿viste cuando se hacen como un molinete al acostarse?”

En el blog NotasYConciertos también se hace mención al significado existencialista de la canción, citando otro reportaje en el que El Flaco sintetiza la idea: “Es la temática de Hermano Perro llevada a Invisible. Mirando a una perrita que tenía en casa, y que se llamaba Amapola, sentí que era casi un ser humano pero que ciertos designios la habían conminado a ser un can. Allí nació la idea de un niño condenado a ser perro por el diablo de febrero, pero a la vez perdonado. Perdonado de la angustia existencial de ser un humano o de ser un niño que pide limosna bajo la lluvia”.

Le dejamos la letra completa y la canción para que puedan deleitarse con esta obra maestra de 1976.

PERDONADO (NIÑO CONDENADO)

Habla conmigo,
viejo perro blanco,
habla conmigo,
ladra tu quebranto…
cuando quieras,
olvidarlo…
tu quebranto…

Habla conmigo,
perro de la lluvia…
habla conmigo,
solo tú conoces,
la vendimia…
de la calle…

¡La delicia!
¡La delicia!

Habla conmigo,
viejo perro blanco,
busca descanso,
con tu molinete,
que los amos,
no descansan…
ya no existen…

Habla conmigo,
perro de la lluvia,
habla conmigo,
niño condenado,
por el diablo de febrero…

¡Perdonado!
¡Perdonado!
¡Perdonado!

FUENTES DE CONSULTA:

  • Martropía. Conversaciones con Spinetta. Juan Carlos Diez
  • Mundo spinettano: http://mundospinettiano.blogspot.com.ar/2012/05/
  • Notas y conciertos: http://notasyconciertos.blogspot.com.ar/2010/07/perdonado-nino-condenado.html
Anuncios

¿DE QUÉ SE TRATA? | PEPERINA | SERÚ GIRÁN

La canción que abre el álbum homónimo, y cerraría la primera etapa del virtuoso cuarteto nacional  (una década más tarde llegaría Serú 92 y los shows en River),  está dedicada a Patricia Perea, a la sazón una joven cronista que trabajó para la emblemática revista Expreso Imaginario, quien debió cargar con esa cruz hasta hoy.

por @GFKArgentina

No es casualidad que esta nota se esté pergeñando (?) el día de su muerte. Hoy, revisando las redes sociales, me enteré a través de la sección No Sé del portal de noticias Diario Registrado que la inspiradora de un excelente tema de Serú como es Peperina había fallecido, aún sin determinar la causa, a sus 56 años.

La historia nos remonta al 16 de noviembre de 1979 cuando los Beatles argentinos se presentaron en el Club Municipal de Alta Córdoba. Patricia Perea era una adolescente cordobesa de 17 años que se había contactado con Pipo Lernoud para realizar coberturas en la icónica revista de rock Expreso Imaginario siendo la encargada de redactar una crónica periodística de aquel show, cuyas consecuencias ulteriores no tardarían en llegar.

seru-giran-foto

Les cuento que, después de navegar un buen rato por la red, encontré la famosa crónica que dio nacimiento a Peperina. Se encuentra en el blog del Expreso Imaginario.  De hecho, allí se encuentran todas sus ediciones digitalizadas y pueden descargarse de forma gratuita. En la edición 42, publicada en enero del 80, situada en la sección Noticias del Interior se halla la demoledora crítica de Patricia Perea, puntualizada en la actuación de Charly. Leamos el fragmento inicial:

peperina-nota-de-pp

Sin ningún tipo de tapujos, la joven cronista destrozó el concierto, al que rebajó a “espectáculo”, y apuntó duro contra Charly: “Si Charly, a lo largo de su carrera pretendió ser la Marilyn Monroe del rock versión masculina francamente les digo que en Córdoba ya la ha emulado” dice otro pasaje de la breve pero consistente crónica. Los siguientes párrafos se mantuvieron en la misma tónica y finalmente se despidió con su habitual firma:

Chau

Patricia Perea.

Hasta ahí, lo único que vinculaba a una joven cordobesa con Serú Girán era una breve cobertura de un show del grupo en Córdoba. Pero, como todos sabemos, el asunto no quedo ahí, porque Carlos Alberto García Moreno leyó la crónica y, como era de esperarse,  le devolvió la gentileza con una canción más ácida que un caramelo Lipo.

peperina-5

 

A menos de dos años de aquel show en Córdoba, Serú Girán publicaba su cuarto álbum de estudio, intitulado Peperina. Me imagino que un gélido frío habrá recorrido su cuerpo cuando comenzó a leer la letra de la canción que abre el disco.

“Quiero contarles una buena historia
la de una chica que vivió la euforia
de ser parte del rock
tomando té de peperina.”

El sarcasmo de Charly se vuelve una dulce melodía, presentándonos a una chica que “fue parte del rock, tomando de té de peperina”, la letra continúa y García agudiza su ironía:

“Típicamente mente pueblerina
no tenía huevos para la oficina
subterráneo lugar de rutinaria ideología.
Romántica entonaba los poemas más brillantes
susurrándo al oído de mil representantes:
te amo, te odio, dame más.”

El representante de Serú por aquellos años, era ni más ni menos que el famoso empresario Daniel Grinbank. En una entrevista publicada en La Voz del Interior, Patricia reconoce sus encuentros amorosos con él pero aclara que uno de los poemas que ella publicó en el Expreso fue erróneamente asociado a Grinbank. Charly sigue su singular relato:

“Mirando al campo se olvidó del hombre
mirando al rico se vistió de pobre
para poder saber lo que chusmeaban las vecinas.
En su cabeza lleva una bandera
ella no quiere ser como cualquiera
ella adora mostrar la paja de la cara ajena
Y dentro de su cuento ella era cenicienta,
su príncipe era un hippie de los años sesenta
te amo, te odio, dame más.”

La letra cierra con una descripción final con la que termina de personificar a su destinataria, ya no hay dudas, Peperina es Patricia, la joven cordobesa que osó denostarlo en una crónica:

“Trabaja en los recitales,
vive escribiendo postales
duerme con los visitantes
y juega con los locales
su cuerpo tiene pegada grasa de las capitales.
Te amo, te odio, dame más
Te amo, te odio, dame más.
Te amo, te odio, dame más.”

Para mayor desazón de Peperina, el disco fue un éxito y el grupo volvió a Córdoba para presentarlo. Patricia recuerda aquella ocasión: “Estaba Daniel Grinbank –manager de Serú Giran por esos años- y a cada estrofa que iba cantando, yo le respondía que eso no era así.” También dijo que Grinbank la invitó a una cena de honor pero decidió retirarse antes de que terminara el show.

Ese mismo año, la joven y promisoria periodista decidió abandonar las crónicas, completamente desilusionada con el ambiente del rock. “En el fondo, Peperina es una canción de un machista despechado” sentenció sobre su canción. Dejó el periodismo para licenciarse en Filosofía. Dio clases en la facultad y el colegio. También publicó un libro de poemas.

Cuando el mal trago parecía llegar a su fin, a catorce años de la publicación de la canción, se estrenó una película que le provocó nuevas pesadillas. Se tituló Peperina y fue protagonizada por Andrea del Boca. Comparado con el film, la canción era una simpática e inocente sátira. El guión la retrató como una hippie promiscua y soñadora. Horroroso.

“No me llamaron, no me preguntaron cómo había sido la historia. Hicieron una porquería que nada tiene que ver con la realidad y me deja mal parada. Estaba en la facultad y tuve que dar explicaciones, no era bien visto. Generó problemas en mi actividad laboral, vida familiar, afectiva, fue una cosa espantosa”, recordó Patricia en la entrevista de 2012.

andrea-del-boca-peperina

Hace poco tiempo, me topé (?) con la película y debo admitir que suscribo con las declaraciones de Perea porque a mi también me pareció una porquería. Patricia decidió contestar con un libro que pudiera limpiar su nombre. Se tituló Peperina por Peperina pero no tuvo demasiada difusión. Imposible competir contra una película, aunque sea una pedorrada, pero más utópico aún es intentar ir contra una canción de Charly. De todos modos, le envío un ejemplar y García le contestó que le había gustado. Algo es algo. Pero no alcanzó, Peperina debió cargar con la cruz de ser una canción: “Es una cruz que tuve que llevar toda mi vida, hasta el día de hoy. Hay gente que imagina que soy lo que dice la película o la canción y nada que ver.”

peperina-por-peperina

Ayer, los medios volvieron a hacerse eco de ella. Esta vez fue para anunciar su muerte, a los 56 años. La gran mayoría coincidió en el titular: “Murió Patricia Perea, la mítica “Peperina” de Serú Girán.

LETRA

Peperina

Quiero contarles una buena historia
la de una chica que vivió la euforia
de ser parte del rock
tomando té de peperina.
Típicamente mente pueblerina
no tenía huevos para la oficina
subterráneo lugar de rutinaria ideología.
Romántica entonaba los poemas más brillantes
susurrándo al oído de mil representantes:
te amo, te odio, dame más.
Mirando al campo se olvidó del hombre
mirando al rico se vistió de pobre
para poder saber lo que chusmeaban las vecinas.
En su cabeza lleva una bandera
ella no quiere ser como cualquiera
ella adora mostrar la paja de la cara ajena
Y dentro de su cuento ella era cenicienta,
su príncipe era un hippie de los años sesenta
te amo, te odio, dame más.
Trabaja en los recitales,
vive escribiendo postales
duerme con los visitantes
y juega con los locales
su cuerpo tiene pegada grasa de las capitales.
Te amo, te odio, dame más
Te amo, te odio, dame más.
Te amo, te odio, dame más.

 

 

FUENTES:

Diario Registrado:  http://www.diarioregistrado.com/no-se/murio-la-mujer-que-inspiro-a-charly-garcia-para-hacer-un-clasico-del-rock-nacional_a57dfe9b5d17589f27a53df3c

Expreso Imaginario: Diario Registrado:  http://www.diarioregistrado.com/no-se/murio-la-mujer-que-inspiro-a-charly-garcia-para-hacer-un-clasico-del-rock-nacional_a57dfe9b5d17589f27a53df3c

La Voz del Interior: http://vos.lavoz.com.ar/pop/rock/patricia-perea-peperina-es-cancion-machista-despechado

 

 

 

 

 

Diez discos dobles del Rock Nacional

La irrupción del servicio de streaming no solo está modificando completamente a la industria musical sino que también está afectando el modo en que escuchamos música. Las playlist y la reproducción automática están desplazando al formato físico del Compact Disc (CD) que ya comienza a ser un producto anacrónico y es posible que la idea del doble álbum probablemente desaparezca en un futuro no muy lejano. Es por eso que dedicamos este especial a diez emblemáticos discos dobles del Rock Nacional.

por @GFKArgentina

10 – Honestidad brutal (1999) – Andrés Calamaro

honestidadbrutal1999

El final de la década del ’90 nos encontraba con un prolífico Andrés Calamaro que lograba revitalizar su carrera solista y sumar una decena de clásicos indiscutidos a su repetorio. Sucesor de Alta Suciedad, su máxima obra solista de 1997,  Honestidad Brutal aparecía dos años más tarde como un ambicioso disco doble que daría inicio a una etapa superproductiva de Calamaro que se reflejaría en la siguiente publicación, el extravagante e innecesario quíntuple disco titulado El Salmón.

En ese sentido, Honestidad Brutal podría haber sido triple debido a su larga lista de 37 canciones, una por cada año que Calamaro tenía cuando grabó el disco. Con respecto a las canciones, hay mucho relleno, pero también aparecen grandes temas como La parte de adelante, Paloma, Te quiero Igual, Cuando te conocí y Clonazepan y circo. Hay guiños al tango – escribió Jugar con Fuego junto a Mariano Mores y versionó Naranjo en flor- al reggae e incluso a la cumbia. Además, invitó a sus ex compañeros de Los Abuelos de La Nada, a Pappo y a los Los Auténticos Decadentes. Después de escucharlo, la primera reflexión es que sería un discazo, si fuese un solo álbum. Casi que sobra uno de los CD’S pero igual tiene sus grandes momentos.

9 – Las crónicas del viento (2009) – Lisandro Aristimuño

lisandroaristimunocronicas

Casi en tono literario, Lisandro dividió su primer disco doble en dos capítulos bastante disimiles entre sí. El primero cuenta con una producción compleja de la que participa su banda “los azules turquesas”. Grabado en el Estudio Circo Beat, propone un viaje con el particular sello de Aristimuño.

El segundo capítulo, se concibe desde una mirada completamente diferente: aquí Lisandro se vuelve la única fuente de música y, atento a los raptos de inspiración, microfoneó todos los cuartos de una casa para que la musa no lo agarrara desprevenido. Solo cinco días bastaron para grabar el segundo capítulo de Las crónicas del viento.  Un doble disco que merece ser descubierto.

8 –  Hola & Chau (2001) – Los Fabulosos Cadillacs

hola-y-chao

Es el primer “en vivo” de la lista. Lógicamente, el disco doble era el formato perfecto para registrar aquellos grandes y memorables recitales de una banda. En este caso, y al igual que los UYI de GN’R, los discos fueron editados de forma separada pero responden al concepto de “disco doble”:  ambos se publicaron el mismo día y son el resultado de una serie de conciertos en Obras con los que Los Fabulosos Cadillacs, se despidieron momentáneamente tras de 15 años de carrera ininterrumpidos.

En el transcurso de las dos placas, se condensa el sonido en vivo de una de las bandas más importantes de los últimos tiempos, un repaso alegre por la vasta y exitosa obra musical que comprende grandes clásicos como Matador, Demasiada presión, Siguiendo la Luna y otra bocha de temazos. Parecía ser el punto final del grupo, pero por fortuna los cadillcas volvieron a reunirse.

7 – La Argentinidad Al Palo (2004) – Bersuit Vergarabat

bersuit

¿Cuándo hay que publicar un disco doble? El caso anterior nos dice que cuando diste un recital inolvidable y extenso vale la pena meterle un doblete y eternizarlo para siempre. La otra, es cuando te encontrás en la cumbre de tu carrera artística. Bajo ese contexto de prestigio y aprobación popular, Bersuit aprovechó para anotarse con un disco doble que también se presentó de forma separada y con un mes de diferencia. El primero se tituló La Argentinidad Al Palo (Se es) y el segundo La Argentinidad Al Palo (Lo que se es). Luego se terminó unificando en el disco doble que es.

Es un acertado retrato del momento del país, y del humor de una sociedad desesperada por agarrarse de lo único que nos había quedado tras el tsunami del 2001-02 : la argentinidad. Fue furor en aquellos años, justamente porque pudo captar perfectamente la imagen precisa de ese momento social que atravesamos.

6 – La Biblia (1971) – Vox Dei

Vox_Dei-La_Biblia-Frontal

Este disco doble ostenta ser pionero del Rock Nacional en varios aspectos . A saber: fue el primer disco doble,  primer disco conceptual y primer disco con influencia literaria en ser publicado. Por lo tanto, no caben dudas de que estamos ante una de las obras más importantes de nuestro rock.

Génesis, Moisés, Las Guerras y Profecías son los temas que integran el primer álbum, mientras que el segundo comprende las Libros Sapienciales, Cristo, Cristo (Muerte y Resurrección) y Apocalípsis. Mientras los supergrupos de rock progresivo iniciaban sus épicos relatos de dos o tres placas, Vox Dei se mantenía a la vanguardia publicando una joya magistral distintiva que perdura a nuestros días.

5 –  Pescado 2 (1973)  – Pescado Rabioso

Pescado Rabioso 2

Dos años más tarde de la publicación de La Biblia, Pescado Rabioso tomaría la misma senda – bajo el liderazgo de Luis Alberto Spinetta (LAS) – y presentaría su disco doble titulado simplemente Pescado 2. Pocos meses antes, el nuevo proyecto del flaco había debutado con Desatormentándonos y en ese breve lapso el elenco atravesaría su primera modificación en el bajo: sale Osvaldo Frascino y entra ni más ni menos que David Lebón.

Para la grabación de esta nueva placa, la influencia poética y filosófica de Arthur Rimbaud en Spinetta comienza a evidenciarse en sus nuevas composiciones, que detentan una perspectiva original y sobresaliente. Además, LAS había abandonado definitivamente el estilo Almendra para entregarse a una versión mucho más rockera y visceral. Los poetas franceses no solo habían impactado en su arte sino también las guitarras de Hendrix y Jimmy Page. Un disco versátil y completo, con momentos de rock progresivo, hard rock, blues y armonías que describen paisajes lisérgicos. Obligatorio para cualquiera que quiera entender qué es el Rock Nacional.

4 –  Spinetta y Los Socios del Desierto (1997) – Spinetta y Los Socios del Desierto

spinetasocios

El preciado legado de LAS es tan extenso y completo, que otro disco doble suyo merece su ingreso en este top ten.  Casi 25 años después de Pescado 2, Spinetta reformularía su carrera artística con un renovado power trío, cuyo distorsionado y poderoso sonido, mostraba lo lejos que se había parado de sus últimos años. Teñido de rubio y con cara de pocos amigos, el flaco se asociaría con Marcelo Torres en bajo y Daniel Wirzt en batería para demostrar por última vez que su música se rebela ante cualquier tipo de etiqueta.

El doble estaba listo para 1995 pero tras varios desencuentros con la discográfica finalmente fue publicado en 1997.  Desde Cheques hasta Jardín de Gente, pasando por Bosnia y Oh! Magnolia, este duplicado es una entrega de hermosas canciones en las que tres tipos una vez más vuelven a demostrar que el oxímoron “menos es más”, es totalmente cierto.

3 –  Yo no quiero volverme tan loco (2000) – Serú Girán

seru

Ni en No llores por mí Argentina ni en En vivo I y II – los discos en vivo editados por la banda hasta el 2000 – lograron transmitir la esencia de este enorme supergrupo como lo hizo la edición del disco doble Yo no quiero volverme tan loco que registra un recital de Serú Girán brindado en el Teatro Coliseo, el 26 de diciembre de 1981, poco antes de su separación.  Dicho show se enmarcó en un ciclo de tres recitales en el que muchos coinciden, fue la cumbre interpretativa del famoso cuarteto.

El concierto tardó casi 30 años en darse a conocer públicamente, siendo editado recién en el nuevo milenio. Superador de las dos placas en vivo anteriores, Yo no quiero volverme tan loco es el registro estéreo tomado directo de consola sin ninguna regrabación posterior. Su remasterización estuvo supervisada por Pedro Aznar y el arte de tapa dirigido por Charly García.  Este álbum doble es la instantánea del mejor momento de la banda más talentosa y majestuosa del Rock Nacional.

2 – El último concierto (1997) – Soda Stereo

soda

Al igual que en casos predecesores, este doble en vivo también se vendió por separado y es el registro de uno de los conciertos más importantes del Rock Nacional.  Ambos discos son el resultado de la gira latinoamericana en la que el trío más famoso de América Latina finalmente se despedía, finalizando una carrera meteórica que le valió la conquista de la gran mayoría de las audiencias latinoamericanas.

Si bien la banda volvió diez años después únicamente para tocar en vivo, causando que el título de este disco relativamente pierda el sentido, El último concierto A y El último concierto B  son los que ofrecieron un recorrido nostálgico para todos aquellos que siguieron a Soda desde el primer día. En aquella memorable despedida, Gustavo Cerati pronunció sus famosas palabras en las que hace alusión a esto: No solo no hubiéramos sido nada sin ustedes, sino con toda la gente que estuvo a nuestro alrededor desde el comienzo; algunos siguen hasta hoy. Gracias…. Totales.”

1 – Lobo suelto & Cordero atado (1993) – Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

redonditos

La elección de este primer puesto se basa, sobre todo, en reconocer al disco doble de estudio. El arduo y laborioso trabajo de editar un álbum doble, merece una distinción. La realidad es que los discos en vivo, tienen una lógica que lleva a que su registro se comprenda – por una cuestión de almacenamiento físico – en dos discos, pero la deliberada decisión de presentar dos placas con canciones frescas es una jugada arriesgada que debe ser más apreciada – que el vivo- cuando esa apuesta sale excelentemente bien.

El álbum doble se vendía por separado pero ambos se publicaron el mismo día: Lobo atado y Cordero suelto se presentaban como las dos caras de una misma moneda, recargados de simbología ricotera cristalizada por el arte de tapa de Rocambole. El grupo volvía con una nueva propuesta totalmente novedosa. Tras el éxito de La mosca y la sopa,  el Indio y Skay salieron en busca de un nuevo rumbo artístico, redefiniéndole un sonido totalmente innovador a sus canciones. Sin aceptar la comodidad de repetir la fórmula aceptada por la multitud en el disco anterior, los Redondos dedoblaron la apuesta: ambos álbumes sonaban como los Use Your Ilusion de Guns N’ Roses, desnudando la masterización Made in U.S.A. con la que Patricio Rey logró distinguirse totalmente de las demás propuestas del Rock Nacional. Aún hoy, pareciera que fueron grabados la semana pasada.

Plagado de clásicos, Lobo suelto & Cordero atado son dos discazos que muestran el avance de una banda que continuaba escribiendo las páginas más gloriosas de su historia.