Archivo de la etiqueta: 1993

Los 20 recitales con mayor convocatoria del Rock Argentino

por @GFKArgentina | Gabriel F. Keena

El recital del Indio Solari en Olavarría, acontecido el 11 de marzo pasado y en el que hubo que lamentar la muerte de dos personas, posiblemente haya marcado un nuevo récord histórico de convocatoria en un solo concierto. Todavía no hay cifras oficiales de asistentes (difícilmente las haya) pero el intendente de la ciudad Ezequiel Galli (en la mira por la pésima organización) declaró que asistieron más de 300 mil personas, mientras que la fiscal que investiga la causa no descarta un número mucho mayor, cercano a las 500 mil espectadores. Incentivado por esta multitudinaria ¿e inesperada? convocatoria me dispuse a investigar aquellos shows organizados por bandas o artistas nacionales que más gente congregaron en la breve historia del rock argentino.

Tres pertinentes aclaraciones: 1) Se tienen en cuenta los recitales gratuitos. 2) La lista no incluye a los festivales multibandas como Cosquín Rock o Quilmes Rock, por nombrar los más emblemáticos sino que se conciben recitales organizados por un solo artista o grupo. 3) El último aspecto, quizá más polémico, refiere a que fueron contemplados conciertos consecutivos – o con fecha cercana- en un mismo lugar. Por ejemplo, los 5 recitales prácticamente consecutivos de Soda Stereo en el Estadio de River en 2007 (quedan fuera el de 1997 y el del 21 de diciembre de 2007 por su lejanía con la seguidilla)  así como también los dos recitales seguidos que también ofrecieron los Redondos, los Fabulosos Cadillacs y Serú Giran en la emblemática cancha del millonario son incluidos en esta lista. Es decir que dichos shows se suman en el total de asistentes, considerando que la división de la convocatoria es válida, aunque algunos le darán mayor mérito al que logra aunar a la multitud en un sola fecha.

Gracias al aporte de nuestros seguidores, que desinteresadamente nos informaron de recitales multitudinarios que no habíamos tenido en cuenta, pudimos confeccionar nuevamente la lista y ajustarla. Aquí están nuestros 20 recitales:

20 – FITO PÁEZ | 2 RECITALES EN ESTADIO DE VÉLEZ SARSFIELD | ABRIL DE 1993 | entre 70.000 y 80.000 personas, dividido en 2 shows de 35.000 o 40.000 cada uno.

Los recitales multitudinarios, con la excepción de Serú en los 80, comenzaron a florecer en la última década del siglo XX. En 1992, Serú Giran sería el primer grupo nacional en conquistar River y un año después, tras el éxito arrollador del Amor después del amor (el disco de Rock Nacional más vendido de toda la historia) Fito Páez esquivaría el Monumental pero sellaría su máxima popularidad con dos conciertos consecutivos en Vélez (24 y  25 de abril de 1993), convocatoria que ningún artista solista argentino había logrado conseguir hasta ese momento. Más de 70 mil personas acudieron a aquellos shows históricos y Fito recién había cumplido 30!!! Eso no es todo, en diciembre llegaría un tercer recital en esa misma cancha a beneficio de UNICEF. Fito y Vélez, un solo corazón (?).

19 – LA RENGA | 2 RECITALES EN EL ESTADIO DE VÉLEZ SARSFIELD | JULIO DE 2005 | 80.000 personas, divididas en 2 shows de 40.000 cada una.

El trío de Mataderos es, sin dudas, uno de los grupos con mayor convocatoria en la historia de nuestro rock. Fueron la cuarta banda en llenar River y no solo eso, sino que también entra en la selecta fracción de artistas argentinos que tocaron más de una vez en el Monumental. Desde hace más de 20 años, La Renga se encarga de colmar cualquier lugar donde toque. Uno de los conciertos más recordados fue el doblete consecutivo en Vélez, algo que solo Fito Páez había conseguido hasta el momento. En dos días la banda congregó 80 mil personas y demostró su masiva popularidad. Dos años más tarde, ostentaría el récord de aunar 100 mil personas en el Autódromo de Buenos Aires, siendo el recital pago con mayor convocatoria en una sola noche. Después entraría a jugar el Indio Solari y las marcas ascenderían.

La Renga

18 – INDIO SOLARI | AUTÓDROMO EUSEBIO MARCILLA DE JUNÍN | SEPTIEMBRE DE 2011 | Entre 80.000 personas y 100.000 personas con y sin entrada.

De los últimos 6 años, el 2011 fue el más productivo para el Indio Solari: ofreció tres recitales en Salta, Tandil y Junín, trilogía que no volvería a poder cumplir en los años posteriores. Este último sería el más multitudinario, congregando a 80 mil feligreses que acudieron a la clásica misa. A partir del show en Junín, las subsiguientes presentaciones no dejarían de aumentar la cantidad espectadores. Es así que este recital sería el puntapié inicial de una saga de conciertos que se encargarían de demostrar por qué el Indio es el artista más convocante en la historia de la música argentina.

Indio en Junín
Fuente: Taringa!

17 – LOS PIOJOS | PLAZA MORENO DE LA CIUDAD DE LA PLATA | DICIEMBRE DE 1999 | 100.000 personas sin entrada (show gratuito)

Comienza la saga de los recitales gratuitos organizados por la Municipalidad de La Plata en el marco del aniversario de la capital bonaerense. Debido a la gratuidad de la propuesta, suelen ser show multitudinarios en los que muchas bandas aprovechan para tocar ante más de 100 mil personas. La banda liderada por Ciro Martínez pudo tachar de la lista varios objetivos que toda banda argenta quiere cumplir, entre ellos, presentarse en River dos veces. Si bien todos recordamos su despedida en el Monumental ante 70 mil personas, en los últimos días del siglo XX, Los Piojos alcanzaron su máxima convocatoria.

Piojos en Plaza Moreno

16 – LOS RODRÍGUEZ | PLAZA MORENO DE LA CIUDAD DE LA PLATA | NOVIEMBRE DE 1994 | 100.000 personas sin entrada (show gratuito)

Este emblemático recital es mucho más conocido por la célebre frase que dijo Andrés Calamaro que por la multitud que asistió a ver el espectáculo de rock en el marco del 112 aniversario de la ciudad de La Plata. “Me estoy poniendo tan a gusto que me fumaría un porrito” dijo El Salmón antes de comenzar a tocar Mi rock perdido. La confesión le traería más de un dolor de cabeza, además de una denuncia por “apología del delito” de la que fue sobreseído DIEZ AÑOS después. De aquel multitudinario concierto,que convocó a 100 mil personas en la capital provincial poco se sabe. No pude encontrar crónicas ni reseñas, tan solo algunos videos en YouTube. El comienzo de la década del 90 mostraría el poder de convocatoria que iban a tener los recitales de rock: Soda Stereo, Serú Giran, Fito Páez y Andrés Calamaro, junto a su recordado grupo Los Rodríguez.

15 – SUI GENERIS | PARQUE SARMIENTO | ENERO DE 2001 | 100.000 personas sin entrada (show gratuito)

El dúo más famoso del Rock Nacional volvió a presentarse 25 años después y la respuesta del público no hizo más que demostrar la vigencia de su legado. En diciembre del 2000, Charly y Nito tocaron en la Bombonera ante 30 mil personas y al mes siguiente lograron congregar a cien mil personas en el Parque Sarmiento del barrio porteño de Saavedra, en el marco del festival gratuito Verano Buenos Aires. Nadie puede poner en duda la popularidad de Charly García en nuestro país: llenó River (dos veces) por primera vez para una banda local , convocó a cien mil personas con su primer proyecto musical y hasta sería capaz de redoblar su convocatoria con un concierto solista en Puerto Madero. Charly hay uno solo.

14 – LA RENGA | AUTÓDROMO DE BUENOS AIRES | NOVIEMBRE DE 2007 | 100.000 personas con entrada

Mientras Bersuit acariciaba la gloria alcanzando su primer River, La Renga ya había hecho dos y se había cansado de colmar estadios de fútbol. Por eso no resulta extraño que sea la primera banda en convocar a 100 mil personas en un recital pago.  Aquella noche Chizzo y compañía subieron la vara, a pesar de los inconvenientes técnicos y organizativos que ya encendían la alarma. Ya no alcanzaba un River para superarlos. Seis años tardaría en destronarlos el Indio Solari cuando en Mendoza declaró que ese concierto con 120 mil personas era el show pago más multitudinario de la historia del Rock Argentino.

13 – INDIO SOLARI | AUTÓDROMO JORGE ÁNGEL PENNA DE MENDOZA | SEPTIEMBRE DE 2013 | 120.000 personas con entrada

Después de un 2011 intenso, el Indio decidió no tocar durante todo el año siguiente para reaparecer en Mendoza y de una vez por todas destronar a La Renga quienes ostentaban tener el recital pago con mayor convocatoria en la historia del rock, cuando el trío de Mataderos aunó 100 mil personas en el Autódromo. “No hay palabras para agradecerles. Estoy muy emocionado. Somos una ciudad, me dicen que nunca tanta gente pagó para ver un recital”, dijo el ex cantante de Los Redondos, exhibiendo su nuevo récord de público que él mismo se encargaría de superar.

mendoza indio
Fuente: Taringa!

12 – LOS FABULOSOS CADILLACS | 2 RECITALES EN ESTADIO RIVER PLATE | DICIEMBRE DE 2008 | Entre 120.000 y 126.000 personas con entrada

Les costó llegar a River pero cuando lo hicieron no alcanzó una sola fecha y tuvieron que hacer dos consecutivos algo que muy pocas bandas pueden lograr. Ambos conciertos estuvieron netamente ligados a su regreso tras un impasse de 6 años en el que sus integrantes, sobre todo Vicentico y Flavio Cianciarulo, pudieran hacer sus proyectos solistas. En aquellas calurosas noches de verano los Cadillacs repasaron su extenso repertorio con varios invitados, entre ellos, Pablo Lescano y Mimi Maura.

11 – SERÚ GIRAN | 2 RECITALES EN EL ESTADIO DE RIVER PLATE | DICIEMBRE DE 1992 | Entre 120.000 y 140.000 personas con entrada.

La reunión de Serú Giran en 1992 trajo un disco nuevo y una novedad inédita: por primera vez una banda argentina de rock ofrecería dos recitales en River. Cabe aclarar que los recitales no fueron consecutivos pero están separados apenas por unas semanas de diferencia: el primer show fue el 19 de diciembre mientras que el segundo fue el 30, fecha emblemática para el grupo ya que doce años atrás habían tocado para 50 mil personas. Un dato de color: durante el show un sector del público inició el cantito “y ya lo ve, y ya lo ve, es para Soda que lo mira por TV” a lo que Pedro Aznar contestó: “Nosotros también miramos a Soda por TV” reivindicando al trío liderado por Gustavo Cerati. Después de los conciertos, cada uno retomó su propio rumbo, dejando a Serú Giran en lo más alto de la música popular argentina.

10 – PATRICIO REY Y SUS REDONDITOS DE RICOTA | 2 RECITALES EN EL ESTADIO RIVER PLATE | ABRIL DE 2000 | Entre 120.000 y 140.000 personas con entrada.

Lógicamente no podían faltar los dos emblemáticos conciertos de Los Redondos en River. Ambas fechas fueron colmadas por la multitud ricotera que no iba a perderse el regreso de la banda a la Capital Federal, menos aún, si el regreso ocurría en el icónico estadio. Los espectáculos se dieron en el epílogo de su carrera, un año después darían su último show en Córdoba para dar inicio a un impasse que decantaría en la disolución de la sociedad Skay-Poli-Solari. Las crónicas no dejan de remarcar el carácter histórico de ambos conciertos, aunque lamentablemente también hacen hincapié en los graves incidentes ocurridos tanto dentro como fuera de la cancha. De hecho, pocos días después de los shows, un asistente falleció en el Hospital Pirovano producto de las heridas provocadas por un arma blanca, además de los 150 heridos que dejaron como saldo los dos conciertos. En el primero de los dos recitales, el Indio Solari le habló al público en un tono indignado y apesadumbrado.

9 . NO TE VA A GUSTAR | PLAZA MORENO DE LA CIUDAD DE LA PLATA | NOVIEMBRE DE 2014 | 150.000 personas sin entrada (show gratuito)

Si caemos en un nacionalismo extremo, técnicamente esta banda debería quedar fuera porque no es argentina, a pesar que su cantante si lo es. Aún así, las bandas uruguayas son consideradas en el amplio espectro que comprende eso que llamamos Rock Nacional. La invasión de grupos charrúas en los 90’s, se masificó en la década siguiente con el ascenso de popularidad que alcanzó principalmente No te va a gustar (NTVG), que además de convocar a 150 mil personas en este tradicional festejo platense, también logró llenar Vélez en dos shows consecutivos, algo que muy pocos grupos de rock en la actualidad pueden conquistar.

ntvg

8 – SODA STEREO | PLAZA MORENO DE LA CIUDAD DE LA PLATA | NOVIEMBRE DE 1995 | 150.000 personas sin entrada (show gratuito)

En 1995, Soda publicaría su último álbum de estudio intitulado Sueño Stereo. El trío más famoso de Latinoamérica comenzaba a marchitarse lentamente, sin embargo su popularidad estaba lejos de decaer. A fines de ese año, Cerati y compañía desembarcarían en los festejos platenses y convocarían a más de 150 mil asistentes que celebraron un nuevo aniversario de la ciudad con la música de Soda Stereo. De todos modos, semejante multitud no pudo alcanzar la cifra que la banda aunó a principios de los 90 en otro show gratuito.

7 – INDIO SOLARI | HIPÓDROMO DE TANDIL | MARZO DE 2016 | 150.000 personas con y sin entrada.

Después de las críticas vinculadas a la mala organización del concierto en Gualeguaychú, el Indio decidió encarar un show más profesional en Tandil e incluso abrió las puertas para una megaproducción audiovisual que se tituló Tsunami. Un océano de gente que puede verse en la página web de Vorterix que incluyó entrevistas a los integrantes de su banda así como un exclusivo reportaje a cargo del periodista y empresario Mario Pergolini, suceso periodístico que jamás había ocurrido con el artista. Si bien aquel show superó el público de Mendoza, las crónicas indican que en el recital de Gualeguaychú convocó más espectadores, alcanzando los 180 mil espectadores.

IndioTandil
Fuente: En línea noticias

6 – INDIO SOLARI | HIPÓDROMO DE GUALEGUAYCHÚ | ABRIL DE 2014 | Entre 170.000  y 180.000 personas con y sin entrada.

Aquí no hay mucha historia. Todos sabemos que el Indio se encargaba cada año de superar su propia marca. Así pasó con Tandil, Junín, Mendoza y ahora llegaría el turno de Gualeguaychú donde alcanzaría la cifra de 180 mil personas, dejando muy atrás las 100 mil con las que La Renga se había impuesto en 2007. De todos modos, la ambición de masividad que Solari pretendía en cada concierto traía consigo nuevas complicaciones: más allá del éxito taquillero, fue un show caótico plagado de incidentes técnicos y logísticos. 

5 – GUSTAVO CERATI | FIGUEROA ALCORTA Y LA PAMPA EN CAPITAL FEDERAL | MARZO DE 2007 | 200.000 personas sin entrada (show gratuito)

El 2007 fue un buen año para congregar multitudes. La Renga lograría el récord de alcanzar, por primera vez para una banda nacional, la cifra de cien mil entradas pagas. A su vez, Bersuit se coronaría como el sexto grupo en llenar el Estadio de River. Además, a fin de ese año llegaría la infernal seguidilla de Monumentales con los que Soda Stereo rompería todas las marcas. Sin embargo, unos meses antes Gustavo Cerati se dio el gusto de ser reconocido por su trabajo solista cuando consiguió aunar a 200 mil personas en el Ciclo Verano 07 organizado por la Ciudad de Buenos Aires. “Fue el mejor concierto de mi vida” dijo Gustavo Cerati aquella noche. Su estridente declaración no se relacionaba tanto con el número de espectadores sino con la posibilidad de cumplir su máximo sueño musical: tocar con Luis Alberto Spinetta.

4 – SODA STEREO | RECITAL EN LA AVENIDA 9 DE JULIO | DICIEMBRE DE 1991 | 250.000 personas sin entrada (show gratuito)

El descomunal show se concretó en el marco de un festival gratuito que se tituló Mi Buenos Aires Querido, organizado por la Municipalidad de Buenos Aires (no, no es un error) cuyo intendente era el polémico Carlos Grosso, quien renunció al año siguiente, salpicado por escándalos de corrupción en su administración. El recital de Soda Stereo se realizó el 14 de diciembre 1991 y contó con una concurrencia récord. Es que el año anterior habían publicado su disco más venerado por la crítica: Canción Animal. Cerca de 250 mil personas invadieron la 9 de Julio y la convirtieron en un interminable hormiguero de gente. Una nota publicada el año pasado por Clarín recuerda que el recital de Soda fue más multitudinario que el que ofreció Luciano Pavarotti al día siguiente. Con ese histórico recital Soda Stereo se convirtió en ostentar el show más multitudinario de la historia argentina, aunque 8 años después Charly García se encargaría de superarlo.

3 – CHARLY GARCÍA | RECITAL EN PUERTO MADERO | FEBRERO DE 1999 | Entre 250.000 y 300.000 mil personas sin entrada (show gratuito).

Organizado por el Buenos Aires Vivo III, que en una de sus ediciones fallecieron dos asistentes, Charly se disponía a presentar un concierto conceptual, más ambicioso y polémico que el que realizó en Ferro cuando presentó su carrera solista. Tal como indica la crónica de la Rolling Stone, la idea era evocar los años trágicos de la dictadura representada con los tristemente célebres “vuelos de la muerte” que consistían en arrojar al río, o al mar, los cuerpos de las víctimas del terrorismo de Estado. La controvertida idea fue rechazada por Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo. Aún así, Charly las invitó al escenario para compartir el escenario donde pudo estrecharles un cálido abrazo. El histórico recital que rompió la marca de Soda Stereo, está documentado en el disco Demasiado Ego.

demasiado ego

2 – SODA STEREO | 5 RECITALES EN EL ESTADIO DE RIVER | OCTUBRE Y NOVIEMBRE DE 2007 | 350.000 personas con entrada.

Como aclaré en el principio de la nota, quedan fuera el concierto de 1997 así como el sexto Monumental con el que cerrarían su regreso a los escenarios enmarcados en la gira latinoamericana titulada Me Verás Volver. La vuelta del trío reavivó la sodamanía dormida tras la separación y eso tradujo a una demanda nunca vista en la historia argentina: ni siquiera en el caso de las visitas internacionales. En pocas horas se agotaron los tres shows en River y tuvieron que agregar dos más. Además, hay que remarcar la que el costo de las entradas no eran tan accesibles como las de otros artistas o grupos convocantes de nuestro país. En el plazo de 15 días tocaron para 350 mil personas, multitud que nadie había conseguido al momento. Después llegaría un último concierto con el que quebrarían el récord stone de llenar River en cinco ocasiones. Recién en 2012 con los 9 shows de Roger Waters, Soda perdería ese impresionante logro. Con 7 recitales en River, más un show en la 9 de julio que convocó 250 mil personas, Soda Stereo sigue siendo el grupo más convocante de la Argentina.

Soda Stereo

1 – INDIO SOLARI | RECITAL EN EL PREDIO RURAL LA COLMENA DE OLAVARRÍA | MARZO DE 2017 | Entre 350.000 y 500.000 espectadores con y sin entrada.

El sábado 11 de marzo de este año finalmente el Indio Solari logró congregar a una multitud como ningún otro artista en la historia argentina. Este fenómeno de movilización y convocatoria para un concierto de rock no se replica en ningún otro país del orbe. Desde aquel show de Mendoza – en el que Solari consiguió ser el artista que más gente llevó en un show pago – sus recitales subsiguientes fueron superando sus propios récords hasta llegar a la insanía que fue Olavarría. Sin embargo, cuando el cantante entrerriano podría jactarse de ser un mesías, la tragedia aparece para recordarle su condición humana. El inicio de un show caótico y la noticia de dos muertes, condicionaron la actuación del ex redondito que se mantuvo distante y decepcionado. Seguramente reaparecieron los recuerdos de River (¡escúchenme carajo!) porque una vez más tuvo que parar el espectáculo para denunciar nuevos incidentes, solo que ésta vez parecía completamente sobrepasado, en sintonía con una ciudad completamente colapsada. Lo que iba a ser el festejo de un nuevo récord de convocatoria en la historia argentina, terminó siendo un recital frío y lejano. Muchos de sus seguidores mascullan la famosa frase ricotera “no me gustó cómo nos despedimos” pero parece que después de este paso en falso (recrudecido por un ataque mediático a su figura) y teniendo en cuenta su compleja enfermedad, el recital del sábado fue la última misa del Indio.

FUENTES:

  • EL EXPRESO IMAGINARIO:
  • REVISTA ROLLING STONE
  • CLARÍN
  • PERFIL
  • VÓRTERIX
  • PÁGINA/12
  • LA NACIÓN
  • YOUTUBE
  • INFOBAE
  • LA VOZ DEL INTERIOR
  • LA GACETA
  • TÉLAM

¿De qué se trata? | Me matan, Limón! | Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

Centenares de blogs se han creado para tratar de descifrar la encriptada y misteriosa poética (?) del Indio Solari, responsable de la totalidad de las letras de la banda Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Sin embargo – y ahora que todos vimos las series y películas al respecto- en este tema particular se puede afirmar que el singular relato del Indio no tiene múltiples interpretaciones y solo se encarga de retratar las últimas horas del narcotraficante más emblemático de la historia.

por Gabriel F. Keena | @GFKArgentina

El significado de las letras del Indio. Todo un tema. Su particular estilo ha provocado la veneración así como también la crítica más ordinaria: “No se entienden”. La inmediata respuesta: “No hay que entenderlas, hay que sentirlas”. Entre esos dos argumentos básicos y superficiales, las redes sociales reabren el debate a cada instante. Nadie parece haber acertado alguna suerte de ensayo definitivo que al menos sea aceptado por una mayoría respecto al contenido poético de Solari.

En ese sentido, es incómodo incluir una canción del Indio en esta sección, sencillamente porque la polisemia de sus versos admiten cualquier tipo de interpretación. Sobre una misma letra, algunos dicen que habla sobre la muerte, otros sobre la merca y otros sobre el impacto de la revolución rusa en África occidental. Aún así, algunas de sus composiciones, posiblemente las más sencillas, no esconden un encriptado mensaje y su contenido permite ser decodificado. Tal es el caso de Me matan, limón!, octava canción del emblemático álbum Luzbelito de 1996.

1996-luzbelito-pr-discos-01

En su breve redacción, el Indio suelta frases que alcanzan para comprender la crónica de las últimas horas del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, asesinado el 2 de diciembre de 1993, tras un extenso operativo del denominado “Bloque de Búsqueda” integrado por agentes militares colombianos y estadounidenses.

Ahora que la vida de Pablo Escobar se ha vuelto una exitosa ficción que demanda millonarias producciones que son consumidas masivamente, todos conocemos su distorsionada biografía y los grandes sucesos (horrorosamente trágicos para el pueblo colombiano) que atravesaron su turbulenta vida y lógicamente, al final de la historia, observamos la recreación de aquellas últimas horas en Medellín, que el Indio reproduce en forma de canción.

narcos_patrondelmal

El título del tema hace referencia a ese instante donde finalmente es asesinado, en el techo de una casa junto a “Limón”, apodo de Álvaro de Jesús Agudelod, mano derecha que lo acompañó hasta el final y murió junto a su patrón. El Indio, astutamente, resume el acto con una expresión inmejorable: “Me matan, limón”.

“Por los techos viene el bloque, otra vez” refiere al Bloque de Búsqueda dispuesto literalmente para cazar vivo o muerto al narcotraficante que por más de una década tuvo en vilo a todo Colombia. La muerte encontró finalmente a Escobar mientras escapaba junto a Limón por los techos residenciales de la ciudad que lo vio nacer.

“Nuestros pobres que sangran por las tejas como vos, limón” es una brillante metáfora. Su escudero representa a todos los paisas nacidos en la pobreza que se sumaron a sus filas, formando un ejército tan criminal como leal. El Robin Hood paisa fue el título de la primera noticia que se publicó sobre él, en referencia a la construcción de barrios enteros que construyó en los sectores más necesitados de la ciudad.

escobar-botero
La muerte de Escobar, retratada por el famoso artista colombiano Fernando Botero

Por último, el uso de palabras propias del argot colombiano “hijueputas” y “padrecito” así como la mención de “cumbias y merengues” terminan de graficar el final de una historia cuyos hechos parecen tan inverosímiles que ni al más fantástico novelista se le hubiesen ocurrido.

Me matan, limón!

Ni bien amainó
la tormenta, olvidó
las promesas hechas
otra vez!
Me matan, Limón!
Hijueputas, Limón!
Por los techos viene el bloque
otra vez!
Oh, otra vez!
Oh, otra vez!
Pasan las dos… / Delatándolo,
apenas las dos… / delatándolo a las dos
de la tarde y zumba feo algún moscón.
Voy sangrando, Limón! / Padrecito de
Me la dieron, Limón! / nuestros pobres que
sangran por las tejas como vos, Limón.
Oh, otra vez!
Oh, otra vez!
Nunca pudo llorar,
ni soñar al dormir,
pero sabe que a las dos es tarde ya.v Todo el bloque, Limón, / Nuestra gente, no,
baila y canta, mi Dios! / no quiere escuchar
cumbias y merengues crueles otra vez!

Oh, otra vez!
Oh, otra vez!
Oh, otra vez!
Oh, otra vez!

#ElÚltimoConcierto |GUNS N’ ROSES (con Slash y Duff) EN BUENOS AIRES (17/07/93)

En 1991, Guns N’ Roses se lanzó a la conquista internacional del rock con dos discos publicados al mismo tiempo – Use Your Illusion I y Use Your Illusion II – iniciando una de las giras mundiales más largas y ambiciosas que se hayan llevado a cabo: 192 conciertos en 27 países durante dos años ininterrumpidos. El último recital de aquel World Tour sucedió en Buenos Aires el 17 julio de 1993 y también sería la última vez – al momento – que aquella recordada formación tocaría en un escenario. Aunque haya un posible regreso visible en el horizonte, dicho show cerró el ciclo más glorioso del grupo.

por @GFKArgentina

Todo comenzó y terminó en Sudamérica. Bajo un agobiante calor brasileño, el Rock in Rio de 1991 fue el escenario elegido para el inicio de la aventura rockera que Guns N’ Roses (GNR) emprendió en el Use Your Illusion World Tour. Durante dos años, Axl Rose, Slash y compañía fueron tapa de todas las revistas especializadas del mundo, manteniéndose en el centro de la escena mainstream en los albores de los 90 a partir de los shows descomunales con los que lograron cautivar todos los rincones del orbe.

uyi wrld tour
La Use Your Illusion World Tour fue una de las giras más ambiciosas que una banda de rock puede hacer. Fuente: http://pepp3rland.tumblr.com/post/45645016096

 

Después de su primera visita a la Argentina en diciembre de 1992, la extensa gira parecía llegar a su fin. Sin embargo, una nueva batería de fechas alrededor del mundo se programaron para la primera mitad de 1993 bajo el nombre de Skin N’Bones Tour. A diferencia de los shows que venían ofreciendo con el Use Your Illusion World Tour, la idea era presentar una discreta puesta en escena y ofrecer algo más descontracturado,  sin demasiada producción, y apostando a un setlist diferente, plagado de canciones interpretadas en versión acústica. Podría decirse que la propuesta era una especie de Unplugged itinerante, aunque también habría lugar para un set eléctrico.

En poco tiempo, GNR volvió a aterrizar en los países donde mayor éxito había conseguido y en esta nueva mini gira solamente incluyó a un país sudamericano con el que además cerrarían su épica gira: la Argentina.

afiche GNR

Usualmente, cuando una banda de estadio visita nuestro país, mejor aprovechar la ocasión porque tal vez pase un considerable tiempo antes de que vuelvan incluirlo – lo mismo les debe pasar a los fans de otros países sudamericanos a excepción de Brasil – en otra gira. Llamativamente, con GNR sucedió todo lo contrario. Tan solo seis meses después de su tan ansiada visita, decidieron repetir Buenos Aires y cerrar, con dos conciertos en el estadio de River Plate, su mini gira (comparada con la kilométrica Use Your Illusion) titulada Skin N Bones Tour.

entrada

A diferencia del extenuante calor de los primeros días de diciembre del 92, ésta vez Axl, Slash, Duff, Gilby Clarke, Matt Sorum y Dizzy Reed llegaron en pleno invierno: los días elegidos fueron el viernes 16 y el sábado 17 de julio, esta última fecha se volvería inesperadamente emblemática con el paso del tiempo. La cautivante sociedad Rose-Slash se despedazaría en la mitad de los 90, aunque pareciera que por estos días, un auspicioso deshielo podría lograr que ambos rockstars vuelvan a pisar un escenario juntos.

Ambos shows tuvieron prácticamente las mismas canciones, y como dato de color, cabe mencionar que en el primero de ellos, mientras tocaban Welcome To The Jungle  hubo un problema con la alimentación eléctrica, y los instrumentos dejaron de escucharse. Por suerte, rápidamente pudieron solucionarlo y terminar el clásico que abre el Appetite For Destruction.

El último concierto de aquella gloriosa etapa de la banda, comenzó el sábado 17 de julio de 1993 con el silbato de la locomotora que llegaba a la estación final con Nightrain de fondo. El estallido del público – sobre todo de la parcialidad femenina – silenció el famoso pitido cuando vieron a la banda emerger del escenario.

Rápidamente Axl salió disparado por las pasarelas, mientras Slash – con la casaca de la Selección nacional y sin la galera – arremetía con sus solos serpenteantes. Al frenético comienzo de Nightrain le siguió Mr. Browstone y Yesterdays – hermoso tema del Use Your Illusion II que no era habitualmente interpretado en los shows – para seguir con Live and Let Die, Attitude, y Welcome to the Jungle.

slash
La rompió toda.

Un Axl más preocupado y profesional que en sus inicios utilizó al interprete desde el comienzo para pedirle al público que disfrutara del show sin violencia y cuidara de la persona que estaba a su lado. La multitud se mostraba enardecida ante cada acorde de Slash o movimiento del cantante, coreando, pogueando y ovacionando sin parar.

Después de Double Talking Jive, cuya versión en vivo solía extenderse en un desprejuiciado solo aflamencado que Slash interpretaba mágicamente, llegó finalmente el peculiar set acústico con el que innovaba el Skin N Bones Tour. Replicando la vestimenta de Slash, Axl también se calzó la camiseta de la selección argentina y ambos lucíeron la albiceleste, detalle de color que merece ser remarcado debido a que ningún otro recital vistieron camisetas de fútbol de un seleccionado o de algún equipo en particular.

axl arg 93

El show dejó las destellantes luces, y la extravagante puesta en escena se fue diluyendo para encarar una nueva propuesta  descontracturada, lacónica y acústica: los músicos se sentaron, simulando un fogón a su alrededor, con la compañía de sus guitarras criollas para dar comienzo a ese peculiar tramo del concierto que comenzó con el cover stone Dead Flowers y siguió con otra del UYI I, You Ain’t The First.

El público, por su parte, mantuvo un paradójico comportamiento: por un lado, sufrió una nueva advertencia de Axl quien (siempre con el traductor a mano) amenazó con cancelar el show si continuaban los escupitajos que recibía continuamente y dijo, no sin un alto grado de sorna y pisando el pasto, que “así es como se contagia el SIDA” en tono despectivo, y a mi parecer, tildándonos implícitamente de brutos ignorantes. Sin embargo, esa misma multitud “agresiva” era capaz de iluminar el estadio con su encendedor, recreando un paisaje único y esplendoroso que Axl contemplaba mientras entonaba las canciones, con cierto grado de asombro, a pesar de los cientos de escenarios que había pisado en ese año y medio.

Cuando Axl parecía relajarse, un nuevo episodio con algún espectador desubicado volvía a fastidiarlo. Por su parte, Slash parecía disfrutarlo mucho más e incluso, daba la sensación que percibía que esa podía ser su última noche con GNR, porque sinceramente desplegó una performance absolutamente brillante de principio a fin. El otro integrante de la formación original restante, Duff McKagan, lucía sumamente agotado. Incluso exhibía un rostro demacrado y entrado en kilos, a diferencia de los primeros shows donde correteaba vigoroso por el escenario. Tal como relató en el programa premiere fuse, el bajista reveló que pocas semanas después de la gira sufrió una pancreatitis, derivada del abuso de alcohol y drogas, enfrentándose cara a cara con la parca.

duff
Semanas después del recital, Duff casi muere tras sufrir una pancreatitis

La noche continuó adecuadamente con el set acústico del Lies,  segundo álbum de la banda, incluyendo sus mejores temas: You’re Crazy, la sarcástica y simpática Used To Love Her y el clásico lento Patience – que incluyo algunos tramos de Pinball Wizard (The Who) e Imagine (John Lennon). Miles de gritos ensordecedores se replicaron ni bien Axl empezó a silbar su famosa intro.

Ya un poco más relajado, Axl se reencontró con el público en Knocking On Heavens Door, donde habitualmente el cantante pide la participación de los espectadores.  De hecho, el líder de la banda quedó francamente atónito cuando escuchó el bramido al unísono del “Knock, knock, knocking on heaven’s door” que le devolvió la muchedumbre y solo pudo esbozar, en tono asombrado, un “Yeah” frente a la efusiva respuesta que no se esperó venir.

Además el cover de Bob Dylan, en su versión acústica, contó con una secuencia instrumental liderada por Slash y acompañada por Dizzy Reed que la convirtieron posiblemente en la mejor interpretación jamás realizada por los Guns N’ Roses. La velada siguió con otro clásico romántico: November Rain, comandado por el piano melódico de Axl y un famoso punteo final de Slash que seguramente mojaron a un centenar de jovencitas preadolescentes que vivían su beatlemanía noventosa con GNR. El set acústico cerró con Dead Horse y la pecularidad de ver a Axl Rose empuñando una criolla e intentando seguir a Slash y Gilby Clarke en la melodía del tema.

El habitual solo de batería protagonizado por Matt Sorum sirvió como una intermisión para volver al rock visceral y eléctrico con el cerró aquel histórico concierto: You Could Be Mine, la infaltable Sweet Child O’Mine y como siempre, la retirada con Paradise City. Otro dato de color: para este final, Axl vistió la camiseta del inolvidable Sergio Goycochea, arquero que la selección tuvo en aquellos años, protagonista del Mundial de Italia 90, junto al Cani y el Diego.

axl goyco
Axl vistiendo la casaca del Goyco!!!

La desgarradora súplica final de Axl “Won’t ya take me home”  con la que termina Paradise City evidenciaba el final de una de las giras más ambiciosas y extensas que una banda rock haya realizado en la historia. Sobre la fría noche porteña, más de 60 mil almas contemplaban aquella gloriosa época de GNR, sin siquiera imaginar que serían privilegiados protagonistas del final de una era. Por estos días, pasados ya más de 20 años, los integrantes originales de Guns N’ Roses parecen haber logrado un acuerdo con Axl y volverán a presentarse nuevamente juntos en el famoso festival de Coachella. Aunque eso efectivamente suceda, difícilmente puedan igualar aquellos recitales de 1993 con los que dieron fin a su ciclo más exitoso.

backstage axl y slash
La última foto que retrata a Slash y Axl juntos. Fue tomada en el backstage, minutos después de la finalización del show.

 

SET LIST

 

 

TRANSMISIÓN DEL RECITAL – TELEFÉ