Archivo de la categoría: Teloneros

Ardua tarea de entretener a gente que no te fue a ver a vos y está ansiosa esperando a que tu show termine cuanto antes.

#Teloneros | La pesadilla de Meredith Brooks

La cantante norteamericana, famosa en los 90’s por su hit Bitch, fue invitada por Los Rolling Stones para ser una  de las teloneras de su nueva gira mundial que comenzó en septiembre de 1997. Brooks, que atravesaba su pico de fama por aquel entonces, aceptó emocionada semejante privilegio, sin saber que en Argentina enfrentaría a un público enardecido y hostil. En esta nota, recordamos su fatídica visita como telonera en los recordados cinco shows que los Stones dieron en el Estadio Monumental durante su segunda visita a Buenos Aires.

por @GFKArgentina

En marzo de 1998, ¿sus?, ¿las?, ¿nuestras?, satánicas Majestades resolvieron ascender nuevamente del averno y visitar por segunda vez nuestro país – después de la histórica primera vez tan solo tres años atrás – en el marco de la gira mundial que promovía su flamante álbum titulado Bridges To Babylon, mientras la Argentina se eregía como filial del infierno, regida por el gobierno neoliberal de Carlos I de Anillaco.

Durante las calurosas jornadas de marzo, una vez más, la efervescencia stone se apoderó de todos nosotros . Sería su visita más extensa de las que también participaría el mítico Bob Dylan, como invitado de honor.

bridges to Babylon

Un año antes, una cuarentona surgida del noroeste de Estados Unidos habia irrumpido exitosamente en los charts norteamericanos con el tema Bitch.  Su nombre era Meredith Brooks y su reciente álbum debut Blurring The Edges alcanzaba el reconocimiento al convertirse en Disco de Platino. Una nueva figura fememina aparecía para pelearle el liderazgo rockero a la talentosa, aunque canadiense, Alanis Morissette. Su inusitada fama la llevó a ser convocada para participar como telonera del Bridges To Babylon World Tour.  Entre gallos y medianoche – amo usar citar esta frase pedorra- Meredith se perfumaba con el polvo estelar del rock (?) antes de embarcarse hacia Buenos Aires junto a la segunda banda más exitosa de todos los tiempos.1)

brooks
Meredith Brooks en los 90’s

El 29 de marzo, un Monumental ardiente albergaba a más de 60 mil rollingas totalmente excitados a los que Meredith Brooks debía entretener durante una larga hora. Al día de hoy, desconozco si los Stones lo hicieron a propósito para disfrutar como Brooks se enfrentaba a esa inusual muchedumbre que ellos había conocido en el 95, o sí bien, fue una simple ingenuidad de su parte. Yo me inclinaría por la primera premisa.

Los famosos Grammy Awards la habían nominado como mejor intérprete de rock femenino, nominación que los rollingas, de las apretadas primeras filas, se presume no coincidían ya que ni bien salió al escenario de River, fue recibida con silbidos y una brutal indiferencia. Más allá de eso, Meredith se las arregló para terminar su set, sin saber que la próxima función sería una vedadera pesadilla.

Brooks II
Le tiraron con de todo, diría un cronista de Crónica TV

Al día siguiente, la cantante oriunda de Oregón decidió enfrentar la situación y revertir el mal trago de la primer noche: se fue de compras por San Telmo para tener un vestuario más criollo, y utilizarlo en una de sus canciones que iba ser filmada como futuro corte de difusión, además de apelar a una de las demagogias que más garpan: ponerse la camiseta de la selección argentina. Además, sagazmente puso Bitch – su famoso tema- segundo en la lista con el objetivo de cautivar rápidamente a los salvajes.

Preparada ésta vez para recibir a la agresiva multitud, Meredith salió a escena confiada en que podía revertir su imagen ante los argentinos e incluso lograr una amistad rockera con ellos. Sin embargo, el plan demagógico falló y la hostilidad se agravó: apenas comenzó a cantar el público la tapaba con el famoso cantito “ohhh, vamos los stones” y cuando intentó interpretar su hit para salir del infierno empezó a recibir objetos contundentes de considerable tamaño (encendedores, botellas de agua, y monedas fuero los proyectiles predilectos) que la obligaron a retirarse del escenario, no sin antes estallar de furia y resentimiento, sacandosé la camiseta para estrellarla contra el piso, escapando de la pesadilla mientras en sus ojos brotaban las incipientes lágrimas iracundas. Ni siquiera pudo grabar su corte con la ropa adquirida en San Telmo. Ni siquiera pudo aguantar más de diez minutos.

Al día siguiente, Brooks organizó una conferencia de prensa en la que confirmaba que no volvería a tocar como telonera en las próximas fechas que le quedaban a los Stones en Buenos Aires. Entre las frases más sobresalientes, dijo que “tal vez Dios no quería que toque junto a los Stones pero si quiere que denuncie este tipo de atrocidades”.

También agrego: “Conozco un poco la historia de violencia y dictadura que tuvo este país en el pasado y que ha sido muy difícil de superar. Sé también que los Estados Unidos han contribudo con la pobreza de Latinoamerica y que Argentina es un país segregado, pero eso no justifica la violencia”.

Por su parte, el empresario Daniel Grinbank, responsable de traer a Los Rolling Stones, repudió fuertemente los ataques a la cantante y le recomendó también que no continuara con sus shows: “Yo debo garantizar que la gente disfrute y, muy lamentablemente, no tengo manera de ofrecer condiciones de seguridad para ella”, dijo en su momento a La Nación.

¿Y Los Stones, dijeron algo? En su conferencia, Brooks señaló que los músicos ingleses fueron a consolarla pero también dio entender que esperaba un compromiso solidario mayor: “Si yo fuera Los Stones, hubiese salido al escenario y les hubiese dicho que eso no estaba bien, que debían detenerlo y dejar que termine el show para cancelar su concierto. Pero bueno, son los Stones y se que tampoco debe importales demasiado.”

Sin dudas, la visita de Meredith Brooks como telonera de Los Rolling Stones en Argentina fue una de las peores decisiones que posiblemente se hayan tomado a la hora de organizar un recital. No hubo ni un poquito de química, y peor aún, recibió un trato violento y sexista. Meredith sufrió una verdadera pesadilla en la “Patria Stone”.  Casi como una maldición, desde allí en adelante su fugaz éxito se fue apagando rápidamente y al poco tiempo se convetiría en una One Hit Wonder, siendo conocida como “la que hizo el tema Bitch”. Pero eso quedará para otra historia.


1) La nro.1 es The Beatles por afano.

FUENTES:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

#DVDs | Paul Is Live (In Concert On The New World)

Paul Is Live fue el tercer disco en vivo que sacó Sir Paul a lo largo de su carrera solista, en 1993, y si bien en su momento salió la versión VHS, el DVD, lógicamente, debió esperar unos cuantos años más.

por @germanpicotto

MCA

En el disco compacto se dejaron registro de 23 canciones, pero para la versión en DVD quedaron finalmente excluídas, Robbie’s Bit, My Love, Hotel In Benidorm, I Wanna Be Your Man y A Fine Day, mientras que se incluyeron Hey Jude, Yesterday y Let It Be.

Esta gira alrededor del mundo fue la que dio pie a un periodo largo de descanso para que McCartney se juntaron con Ringo Star, George Harrison y George Martin a preparar el famoso proyecto de colección The Beatles Anthology, por lo que recién volvió a aparecer en vivo a principios de 1998.

Lista de temas

1. Drive My Car
2. Let Me Roll It
3. Looking For Changes
4. Pace In The Neghbourhood
5. All My Loving
6. Good Rockin Tonight
7. We Can Work It Out
8. Hope Of Deliverance
9. Michelle
10. Biker Like An Icon
11. Here, There And Everywhere
12. Magical Mystery Tour
13. Come On People
14. Lady Madonna
15. Paperback Writer
16. Penny Lane
17. Live And Let Die
18. Kansas City
19. Let It Be
20. Yesterday
21. Hey Jude

<

p style=”text-align:center;”>Paul Is Live

#LibrosDeRock | La Biblia Del Rock

Juan Manuel Cibeira desempolva en su memoria los mejores recuerdos a lo largo de la historia de la mítica revistas Pelo, allá por los años 70s. Con prólogo de su fundador, Diego Ripoll, un libro ideal para saber de dónde viene nuestro rock, y hacia donde va.

Pelo

por Germán Picotto | @germanpicotto

La idea del libro es ponernos en situación. Cerrar los ojos y volver a los años más hippies de nuestra historia rockera, para recorrer el circuito porteño donde los músicos y artistas solían refugiarse ante las represalias de los gobiernos de facto.

Cómo fueron los primeros recitales al aire libre y las dificultades para organizar este tipo de eventos ante las carencias económicas de la juventud. De dónde salieron y como se formaron las que hoy son nuestras estrellas de rock. El impacto en nuestra sociedad con la llega de la música extranjera. El fenómeno Beatles y Rolling Stones. Todo esto y mucho más en línea paralela al nacimiento y desarrollo de una de las revistas culturales más importantes del rock nacional a lo largo de dos décadas doradas.

Dice Ripoll en el prólogo: “Muchos se preguntan hoy cuál es el motivo por el que la revista se llama Pelo. Me pareció que en ese momento era la palabra más contracultural e irritativa y que, por otra parte, signi caba la expresión silenciosa y pací fica del deseo de libertad para la expresión y para la individualidad. Tener el pelo largo, o de un modo no convencional, era una forma de resistencia, de decir no, de decir no queremos ser iguales a todo lo instituido.”

biblia_rock