Archivo de la categoría: De Qué Se Trata?

Detrás de toda canción hay una historia, una anécdota, un sentido encriptado, un desengaño o una droga de por medio.

¿DE QUÉ SE TRATA? | PERDONADO (NIÑO CONDENADO) | INVISIBLE

por Gabriel F. Keena | @GFKArgentina

No se descubre nada nuevo al decir que Luis Alberto Spinetta (LAS) fue un compositor distintivo, dueño de una originalidad musical y poética que pocas veces se ve en el universo de la música popular. Sin embargo, desde sus inicios, las letras siempre provocaron diversas opiniones que van desde quienes las idolatran hasta aquellos que argumentan no entenderlas. Posiblemente el caso de la canción Perdonado (Niño Condenado) sea un buen ejemplo: una enigmática lírica que esconde una interesante reflexión.

En contadas ocasiones, LAS se prestó para hablar de sus composiciones que históricamente generaron una cierta polémica entre sus seguidores y detractores,  de la que Luis siempre se mantuvo al margen, apostando al lado polisémico de la vida (?) y dejando crecer múltiples interpretaciones sobre su vasta obra. Algo parecido sucede, a pesar de las diferencias estilísticas, con el Indio Solari y su narrativa, sin embargo, de vez en cuando, los autores suelen dar algunas pistas orientadoras.

Tal es el caso de Perdonado (Niño Condenado). Lo primero hay que aclarar es que este tema pertenece a Invisible – una de las tantas formaciones que el Flaco creó a lo largo de su carrera – que formó junto a Alberto “Machi” Rufino en bajo y Héctor “Pomo” Lorenzo en batería entre 1973 y 1977, aunque también deberíamos hacer mención al guitarrista Tomás Gubitsch que participó en el último álbum de la banda, El jardín de los presentes.

Justamente en el excelentísimo disco citado se encuentra Perdonado (Niño Condenado), anteúltima canción que dura más de 7 minutos, siendo la canción más larga de la placa y que se inicia con un misterioso riff, visceral y apesadumbrado en loop acompañado por una soberbia batería ejecutada por Pomo que da comienzo al prólogo instrumental antes de que la voz de Spinetta comience a cantar la criptica letra.

En el libro Martropía. Conversaciones con Spinetta de Juan Carlos Diez, el Flaco menciona la idea que disparó la letra de la canción en cuestión: “En Perdonado (Niño condenado) también hay un intento de comunicarse con los animales.

Perdonado en realidad está escrito para una perra que teníamos en la casa de mis viejos en Arribeños cuando ensayábamos con Invisible. Se llamaba Amapola, y había otra perrita más, Margarita. La Lila era la que teníamos en la época de Almendra, pero después se murió, y estaban Amapola y Margarita. Margarita fue la primera perra rata que existió en el mundo, después le creció pelo de elefante en el lomo.

Y Amapola era una perrita blanca totalmente dócil. No sé si los perros piensan pero a veces parece que se sentaran a pensar. Y Amapola tenía eso, parecía una persona. Entonces me puse a reflexionar y me di cuenta de que, en realidad, ella era un niño que había sido perdonado de ser humano. Porque estaba en ese lugar como si fuera un niño, sintiendo todo pero sin lo que representa la noción de angustia de existir cuando uno es adulto.

A la vez la letra dice niño condenado por el diablo de febrero. Claro, es un niño que fue condenado a no ser humano, como contrapartida tenía esa condena: pero Perdonado es porque fue perdonado de vivir como un hombre. Así, jugando, se me ocurre que estuve pensando alrededor de estas ideas cuando escribí la letra. Habla conmigo, viejo perro blanco, busca descanso con tu molinete…”, porque ¿viste cuando se hacen como un molinete al acostarse?”

En el blog NotasYConciertos también se hace mención al significado existencialista de la canción, citando otro reportaje en el que El Flaco sintetiza la idea: “Es la temática de Hermano Perro llevada a Invisible. Mirando a una perrita que tenía en casa, y que se llamaba Amapola, sentí que era casi un ser humano pero que ciertos designios la habían conminado a ser un can. Allí nació la idea de un niño condenado a ser perro por el diablo de febrero, pero a la vez perdonado. Perdonado de la angustia existencial de ser un humano o de ser un niño que pide limosna bajo la lluvia”.

Le dejamos la letra completa y la canción para que puedan deleitarse con esta obra maestra de 1976.

PERDONADO (NIÑO CONDENADO)

Habla conmigo,
viejo perro blanco,
habla conmigo,
ladra tu quebranto…
cuando quieras,
olvidarlo…
tu quebranto…

Habla conmigo,
perro de la lluvia…
habla conmigo,
solo tú conoces,
la vendimia…
de la calle…

¡La delicia!
¡La delicia!

Habla conmigo,
viejo perro blanco,
busca descanso,
con tu molinete,
que los amos,
no descansan…
ya no existen…

Habla conmigo,
perro de la lluvia,
habla conmigo,
niño condenado,
por el diablo de febrero…

¡Perdonado!
¡Perdonado!
¡Perdonado!

FUENTES DE CONSULTA:

  • Martropía. Conversaciones con Spinetta. Juan Carlos Diez
  • Mundo spinettano: http://mundospinettiano.blogspot.com.ar/2012/05/
  • Notas y conciertos: http://notasyconciertos.blogspot.com.ar/2010/07/perdonado-nino-condenado.html

¿De qué se trata? | Me matan, Limón! | Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

Centenares de blogs se han creado para tratar de descifrar la encriptada y misteriosa poética (?) del Indio Solari, responsable de la totalidad de las letras de la banda Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Sin embargo – y ahora que todos vimos las series y películas al respecto- en este tema particular se puede afirmar que el singular relato del Indio no tiene múltiples interpretaciones y solo se encarga de retratar las últimas horas del narcotraficante más emblemático de la historia.

por Gabriel F. Keena | @GFKArgentina

El significado de las letras del Indio. Todo un tema. Su particular estilo ha provocado la veneración así como también la crítica más ordinaria: “No se entienden”. La inmediata respuesta: “No hay que entenderlas, hay que sentirlas”. Entre esos dos argumentos básicos y superficiales, las redes sociales reabren el debate a cada instante. Nadie parece haber acertado alguna suerte de ensayo definitivo que al menos sea aceptado por una mayoría respecto al contenido poético de Solari.

En ese sentido, es incómodo incluir una canción del Indio en esta sección, sencillamente porque la polisemia de sus versos admiten cualquier tipo de interpretación. Sobre una misma letra, algunos dicen que habla sobre la muerte, otros sobre la merca y otros sobre el impacto de la revolución rusa en África occidental. Aún así, algunas de sus composiciones, posiblemente las más sencillas, no esconden un encriptado mensaje y su contenido permite ser decodificado. Tal es el caso de Me matan, limón!, octava canción del emblemático álbum Luzbelito de 1996.

1996-luzbelito-pr-discos-01

En su breve redacción, el Indio suelta frases que alcanzan para comprender la crónica de las últimas horas del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, asesinado el 2 de diciembre de 1993, tras un extenso operativo del denominado “Bloque de Búsqueda” integrado por agentes militares colombianos y estadounidenses.

Ahora que la vida de Pablo Escobar se ha vuelto una exitosa ficción que demanda millonarias producciones que son consumidas masivamente, todos conocemos su distorsionada biografía y los grandes sucesos (horrorosamente trágicos para el pueblo colombiano) que atravesaron su turbulenta vida y lógicamente, al final de la historia, observamos la recreación de aquellas últimas horas en Medellín, que el Indio reproduce en forma de canción.

narcos_patrondelmal

El título del tema hace referencia a ese instante donde finalmente es asesinado, en el techo de una casa junto a “Limón”, apodo de Álvaro de Jesús Agudelod, mano derecha que lo acompañó hasta el final y murió junto a su patrón. El Indio, astutamente, resume el acto con una expresión inmejorable: “Me matan, limón”.

“Por los techos viene el bloque, otra vez” refiere al Bloque de Búsqueda dispuesto literalmente para cazar vivo o muerto al narcotraficante que por más de una década tuvo en vilo a todo Colombia. La muerte encontró finalmente a Escobar mientras escapaba junto a Limón por los techos residenciales de la ciudad que lo vio nacer.

“Nuestros pobres que sangran por las tejas como vos, limón” es una brillante metáfora. Su escudero representa a todos los paisas nacidos en la pobreza que se sumaron a sus filas, formando un ejército tan criminal como leal. El Robin Hood paisa fue el título de la primera noticia que se publicó sobre él, en referencia a la construcción de barrios enteros que construyó en los sectores más necesitados de la ciudad.

escobar-botero
La muerte de Escobar, retratada por el famoso artista colombiano Fernando Botero

Por último, el uso de palabras propias del argot colombiano “hijueputas” y “padrecito” así como la mención de “cumbias y merengues” terminan de graficar el final de una historia cuyos hechos parecen tan inverosímiles que ni al más fantástico novelista se le hubiesen ocurrido.

Me matan, limón!

Ni bien amainó
la tormenta, olvidó
las promesas hechas
otra vez!
Me matan, Limón!
Hijueputas, Limón!
Por los techos viene el bloque
otra vez!
Oh, otra vez!
Oh, otra vez!
Pasan las dos… / Delatándolo,
apenas las dos… / delatándolo a las dos
de la tarde y zumba feo algún moscón.
Voy sangrando, Limón! / Padrecito de
Me la dieron, Limón! / nuestros pobres que
sangran por las tejas como vos, Limón.
Oh, otra vez!
Oh, otra vez!
Nunca pudo llorar,
ni soñar al dormir,
pero sabe que a las dos es tarde ya.v Todo el bloque, Limón, / Nuestra gente, no,
baila y canta, mi Dios! / no quiere escuchar
cumbias y merengues crueles otra vez!

Oh, otra vez!
Oh, otra vez!
Oh, otra vez!
Oh, otra vez!

¿DE QUÉ SE TRATA? | PEPERINA | SERÚ GIRÁN

La canción que abre el álbum homónimo, y cerraría la primera etapa del virtuoso cuarteto nacional  (una década más tarde llegaría Serú 92 y los shows en River),  está dedicada a Patricia Perea, a la sazón una joven cronista que trabajó para la emblemática revista Expreso Imaginario, quien debió cargar con esa cruz hasta hoy.

por @GFKArgentina

No es casualidad que esta nota se esté pergeñando (?) el día de su muerte. Hoy, revisando las redes sociales, me enteré a través de la sección No Sé del portal de noticias Diario Registrado que la inspiradora de un excelente tema de Serú como es Peperina había fallecido, aún sin determinar la causa, a sus 56 años.

La historia nos remonta al 16 de noviembre de 1979 cuando los Beatles argentinos se presentaron en el Club Municipal de Alta Córdoba. Patricia Perea era una adolescente cordobesa de 17 años que se había contactado con Pipo Lernoud para realizar coberturas en la icónica revista de rock Expreso Imaginario siendo la encargada de redactar una crónica periodística de aquel show, cuyas consecuencias ulteriores no tardarían en llegar.

seru-giran-foto

Les cuento que, después de navegar un buen rato por la red, encontré la famosa crónica que dio nacimiento a Peperina. Se encuentra en el blog del Expreso Imaginario.  De hecho, allí se encuentran todas sus ediciones digitalizadas y pueden descargarse de forma gratuita. En la edición 42, publicada en enero del 80, situada en la sección Noticias del Interior se halla la demoledora crítica de Patricia Perea, puntualizada en la actuación de Charly. Leamos el fragmento inicial:

peperina-nota-de-pp

Sin ningún tipo de tapujos, la joven cronista destrozó el concierto, al que rebajó a “espectáculo”, y apuntó duro contra Charly: “Si Charly, a lo largo de su carrera pretendió ser la Marilyn Monroe del rock versión masculina francamente les digo que en Córdoba ya la ha emulado” dice otro pasaje de la breve pero consistente crónica. Los siguientes párrafos se mantuvieron en la misma tónica y finalmente se despidió con su habitual firma:

Chau

Patricia Perea.

Hasta ahí, lo único que vinculaba a una joven cordobesa con Serú Girán era una breve cobertura de un show del grupo en Córdoba. Pero, como todos sabemos, el asunto no quedo ahí, porque Carlos Alberto García Moreno leyó la crónica y, como era de esperarse,  le devolvió la gentileza con una canción más ácida que un caramelo Lipo.

peperina-5

 

A menos de dos años de aquel show en Córdoba, Serú Girán publicaba su cuarto álbum de estudio, intitulado Peperina. Me imagino que un gélido frío habrá recorrido su cuerpo cuando comenzó a leer la letra de la canción que abre el disco.

“Quiero contarles una buena historia
la de una chica que vivió la euforia
de ser parte del rock
tomando té de peperina.”

El sarcasmo de Charly se vuelve una dulce melodía, presentándonos a una chica que “fue parte del rock, tomando de té de peperina”, la letra continúa y García agudiza su ironía:

“Típicamente mente pueblerina
no tenía huevos para la oficina
subterráneo lugar de rutinaria ideología.
Romántica entonaba los poemas más brillantes
susurrándo al oído de mil representantes:
te amo, te odio, dame más.”

El representante de Serú por aquellos años, era ni más ni menos que el famoso empresario Daniel Grinbank. En una entrevista publicada en La Voz del Interior, Patricia reconoce sus encuentros amorosos con él pero aclara que uno de los poemas que ella publicó en el Expreso fue erróneamente asociado a Grinbank. Charly sigue su singular relato:

“Mirando al campo se olvidó del hombre
mirando al rico se vistió de pobre
para poder saber lo que chusmeaban las vecinas.
En su cabeza lleva una bandera
ella no quiere ser como cualquiera
ella adora mostrar la paja de la cara ajena
Y dentro de su cuento ella era cenicienta,
su príncipe era un hippie de los años sesenta
te amo, te odio, dame más.”

La letra cierra con una descripción final con la que termina de personificar a su destinataria, ya no hay dudas, Peperina es Patricia, la joven cordobesa que osó denostarlo en una crónica:

“Trabaja en los recitales,
vive escribiendo postales
duerme con los visitantes
y juega con los locales
su cuerpo tiene pegada grasa de las capitales.
Te amo, te odio, dame más
Te amo, te odio, dame más.
Te amo, te odio, dame más.”

Para mayor desazón de Peperina, el disco fue un éxito y el grupo volvió a Córdoba para presentarlo. Patricia recuerda aquella ocasión: “Estaba Daniel Grinbank –manager de Serú Giran por esos años- y a cada estrofa que iba cantando, yo le respondía que eso no era así.” También dijo que Grinbank la invitó a una cena de honor pero decidió retirarse antes de que terminara el show.

Ese mismo año, la joven y promisoria periodista decidió abandonar las crónicas, completamente desilusionada con el ambiente del rock. “En el fondo, Peperina es una canción de un machista despechado” sentenció sobre su canción. Dejó el periodismo para licenciarse en Filosofía. Dio clases en la facultad y el colegio. También publicó un libro de poemas.

Cuando el mal trago parecía llegar a su fin, a catorce años de la publicación de la canción, se estrenó una película que le provocó nuevas pesadillas. Se tituló Peperina y fue protagonizada por Andrea del Boca. Comparado con el film, la canción era una simpática e inocente sátira. El guión la retrató como una hippie promiscua y soñadora. Horroroso.

“No me llamaron, no me preguntaron cómo había sido la historia. Hicieron una porquería que nada tiene que ver con la realidad y me deja mal parada. Estaba en la facultad y tuve que dar explicaciones, no era bien visto. Generó problemas en mi actividad laboral, vida familiar, afectiva, fue una cosa espantosa”, recordó Patricia en la entrevista de 2012.

andrea-del-boca-peperina

Hace poco tiempo, me topé (?) con la película y debo admitir que suscribo con las declaraciones de Perea porque a mi también me pareció una porquería. Patricia decidió contestar con un libro que pudiera limpiar su nombre. Se tituló Peperina por Peperina pero no tuvo demasiada difusión. Imposible competir contra una película, aunque sea una pedorrada, pero más utópico aún es intentar ir contra una canción de Charly. De todos modos, le envío un ejemplar y García le contestó que le había gustado. Algo es algo. Pero no alcanzó, Peperina debió cargar con la cruz de ser una canción: “Es una cruz que tuve que llevar toda mi vida, hasta el día de hoy. Hay gente que imagina que soy lo que dice la película o la canción y nada que ver.”

peperina-por-peperina

Ayer, los medios volvieron a hacerse eco de ella. Esta vez fue para anunciar su muerte, a los 56 años. La gran mayoría coincidió en el titular: “Murió Patricia Perea, la mítica “Peperina” de Serú Girán.

LETRA

Peperina

Quiero contarles una buena historia
la de una chica que vivió la euforia
de ser parte del rock
tomando té de peperina.
Típicamente mente pueblerina
no tenía huevos para la oficina
subterráneo lugar de rutinaria ideología.
Romántica entonaba los poemas más brillantes
susurrándo al oído de mil representantes:
te amo, te odio, dame más.
Mirando al campo se olvidó del hombre
mirando al rico se vistió de pobre
para poder saber lo que chusmeaban las vecinas.
En su cabeza lleva una bandera
ella no quiere ser como cualquiera
ella adora mostrar la paja de la cara ajena
Y dentro de su cuento ella era cenicienta,
su príncipe era un hippie de los años sesenta
te amo, te odio, dame más.
Trabaja en los recitales,
vive escribiendo postales
duerme con los visitantes
y juega con los locales
su cuerpo tiene pegada grasa de las capitales.
Te amo, te odio, dame más
Te amo, te odio, dame más.
Te amo, te odio, dame más.

 

 

FUENTES:

Diario Registrado:  http://www.diarioregistrado.com/no-se/murio-la-mujer-que-inspiro-a-charly-garcia-para-hacer-un-clasico-del-rock-nacional_a57dfe9b5d17589f27a53df3c

Expreso Imaginario: Diario Registrado:  http://www.diarioregistrado.com/no-se/murio-la-mujer-que-inspiro-a-charly-garcia-para-hacer-un-clasico-del-rock-nacional_a57dfe9b5d17589f27a53df3c

La Voz del Interior: http://vos.lavoz.com.ar/pop/rock/patricia-perea-peperina-es-cancion-machista-despechado