¿DE QUÉ SE TRATA? | TEMA DE NAYLA | SERU GIRAN

por Gabriel F. Keena | @GFKArgentina

Bicicleta (1980) es uno de los álbumes más aclamados del Rock Nacional, pero además de su brillante calidad musical, esconde una serie de historias que valen la pena conocer. En este caso, nos ocuparemos de una relatada por el talentoso guitarrista de Serú Girán, quien cuenta uno de los momentos más dolorosos de su vida.

Presentación del disco con puesta en escena de la artista plástica Renata Schusseim

Después de Las grasas de las capitales (1979), la banda que reunía a Charly García, David Lebón, Pedro Aznar y Oscar Moro empezó a ser tomada más en serio y sus seguidores comenzaron a incrementarse rápidamente, después de un debut bastante cuestionado por la prensa especializada. Conscientes del buen momento que atravesaba el grupo, decidieron con razonable criterio no dejar pasar mucho tiempo para un nuevo material. Es así que un año después aparecía Bicicleta, disco con el que llegaría la consagración definitiva. De hecho, en una encuesta realizada por Nuestros Ídolos, el álbum se ubica entre los preferidos por nuestros seguidores.

Entre las hermosas canciones que integran Bicicleta, la anteúltima es Tema de Nayla.  Compuesta por David Lebón, el músico recuerda una situación dramática que debió atravesar en aquel momento cuando su hija Nayla, de apenas dos años de vida, sufrió un accidente que le quemó parcialmente su cuerpo y puso en jaque su breve existencia.

“Yo bañaba primero a ella como dama y después a los varones. Tenía un pijama que era como de plástico y se ve que agarró un fósforo, lo prendió y se le cayó encima. Viene Tayda corriendo y me dice ‘Nayla está en llamas” y cuando vuelvo al living la veo prendida fuego pero rápidamente logré apagarla contra mí,” relata el guitarrista en el programa Elepé que se emitía hace unos años en la TV Pública. Una de sus emisiones está dedicada a Bicicleta y allí tanto los integrantes de la banda como él recuerdan aquel episodio.

Sin dejar pasar más segundos, David llevó urgentemente a Nayla al Hospital de Niños sin ser consciente de la gravedad del accidente: “Lo increíble es que le digo al taxista ‘esperá que ya nos vamos’ porque no había visto nada en el cuerpo de ella en realidad”. Sin embargo los médicos le entregaron un diagnóstico desolador: “esto queda en manos de tu hija y de Dios porque nosotros no podemos hacer más nada”. Lógicamente el mundo de David se vino abajo y debió prepararse para enfrentar lo peor.

Por su parte,  Charly reconoce que no tuvo el valor de ir a visitarla y le dio la razón a Lebón cuando, en ese entonces, les dijo a sus compañeros que “les faltaba grandeza”. Sin embargo, hubo un músico cercano que sí fue a visitarlo: Luis Alberto Spinetta.

Spinetta, Starc y Lebón de fondo, en los ensayos en del BA Rock 1972.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“A ella no se la veía pero había muchos chicos en el pabellón de quemados. Yo entiendo lo difícil que es ir a un hospital, sin juzgar a nadie lo digo, pero el único que me vino a ver en ese momento fue Luis”, confiesa Lebón en una entrevista publicada en la revista Playboy. 

La canción comienza con una apacible melodía que acompaña la suave voz

“Eres mi niña, mis pensamientos del dolor
casi sin vida, vos te llevaste el corazón,
de los que aman. “

“Sin querer le diste sentido
y sin saberlo lo hiciste brotar.
Oh mi amor, pensaba que no te iba a ver jamás
y ahora te tengo acá. “

Afortunadamente, Nayla logró recuperarse de las quemaduras y pudo esquivar a la muerte, pero aquella situación límite que el músico tuvo que atravesar, cambió completamente su perspectiva de la vida, y así lo demuestra en su canción:

Cada mañana que te miro veo el sol
y es tan hermoso que tu día,
y es que en mis ojos, mis pensamientos se hicieron divinos,
y mi actuación ya no pudo seguir.
Oh mi amor, te amo con todo mi corazón
tu vida.

Además de la canción, David también le dedicó su segundo álbum solista al que tituló nuevamente con su nombre. Poco y nada se sabe de la vida pública de Nayla, salvo que es cantante mezzo soprano e interpreta obras clásicas en Punta del Este, ciudad donde actualmente vive.

También llamó Nayla a su segundo disco solista

Además de representar el amor de Lebón por su hija, Tema de Nayla esconde una anécdota secundaria que sucedió al momento de grabarla: disconformes con el solo que Charly había compuesto para la trama jazzera de la canción, sus compañeros (en especial David), decidieron contratar a Diego Rapoport para que ejecute y reemplace la composición de García.  Lebón quedó muy conforme con el trabajo del excelso pianista pero Charly nunca se lo perdonó.

Les dejo el fragmento del programa Elepé donde pueden escuchar a los protagonistas hablar de esta canción y su historia.

 

TEMA DE NAYLA – SERU GIRAN

Eres mi niña, mis pensamientos del dolor
casi sin vida, vos te llevaste el corazón,
de los que aman.
Sin querer le diste sentido
y sin saberlo lo hiciste brotar.
Oh mi amor, pensaba que no te iba a ver jamás
y ahora te tengo acá.
Cada mañana que temiro veo el sol
y es tan hermoso que tu día,
y es que en mis ojos, mis pensamientos se hicieron divinos,
y mi actuación ya no pudo seguir.
Oh mi amor, te amo con todo mi corazón
tu vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s