Las peores portadas del Rock Nacional

Después de revisar (?) numerosos álbumes nacionales, descubrimos un patrón: el pésimo gusto a la hora de diseñar las tapas. Encontramos, también, una nota de la Rolling Stone de hace diez años en la que también hacían un decálogo de las “tapas más feas del Rock Nacional”. Si bien coincidimos con la mayoría de los elegidos, hemos ampliado con otras que la revisa omitió. El criterio es muy simple: señalar aquellas tapas con horrendas presentaciones hechas en Paint, superposición de símbolos en las caras de los músicos, fallidos intentos de innovación cuyo resultado es un adefesio que suplica ser tapado aunque sea por alguna morbosa advertencia de las que se ven en las cajas de cigarrillos. Aquí un generoso compilado, de todas las épocas y para todos los disgustos.

por Gabriel F. Keena | @GFKArgentina

10  – BIG YUYO (1992) – LOS PERICOS 

big-yuyo

Nadie puede negar la importancia de Los Pericos en nuestra música popular:  supieron traducir el reggae a una versión nacional, siendo el fruto de una serie de clásicos que pocos grupos nativos del subgénero pueden ostentar. Sin embargo, el arte de tapa de sus álbumes siempre fue su punto más flojo. Una de las menos logradas fue la de Big Yuyo, cuarto álbum publicado en 1992 , que fue un rotundo éxito musical y a su vez posiblemente sea la portada más antiestética: las plantas de marihuana del fondo se superponen con el collage adolescente, que tan en boga estaba por aquellos años.  Muy básico.

9 – GULP! (1985) – PATRICIO REY Y SUS REDONDITOS DE RICOTA
patricio_rey_y_sus_redonditos_de_ricota-gulp-frontal

Lejos de querer criticar el excelente trabajo que el artista plástico Ricardo Cohen (artísticamente conocido como Rocambole) hizo en las portadas de Los Redondos, creo que la calidad del arte de tapa de Gulp! – disco debut del grupo – dista bastante de sus intervenciones ulteriores. Entiendo que siendo la primera presentación, y sin acudir a una empresa discográfica, la labor de Rocambole fue exhaustivamente artesanal y llevó varias semanas: “Yo en esa época estaba haciendo experiencias con chorreaduras abstractas que, además, eran fáciles de reproducir: pasamos un rodillo con tinta de grabado y aplicamos serigrafía con las letras en plasticola de color. No me acuerdo cuántos hicimos: estuvimos una semana armando las tapas, eran brigadas de trabajo, un término que se coló de la izquierda cubana”, recuerda Rocambole en una nota publicada por Mundo Redondo. Aún comprendiendo el esfuerzo sobrenatural de aquellos que eligen un camino alternativo, no es suficiente justificativo para separar imperdonablemente redondit-os ( la forma correcta es redondi-tos) y presentar una portada tan abstracta como fea.

8 – CONTRA LA PARED (2011) – VIEJAS LOCAS

contra-la-pared

Acá no hay excusas. Para 2011, la banda liderada por el Pity Álvarez lanzaba su cuarto disco y contaba con los recursos para hacer algo más digno. El título fue emparentado con un mensaje más que cuestionable, aún para una banda de rock: una joven adolescente colegiala exhibe una pose provocativa mientras se sostiene sobre pared muy trucha hecha con elementos básicos del paint. Un espanto.

7 –  ALGÚN RAYO (2010) – LA RENGA

algun-rayo

Jamás arriesgaría que una portada como ésta podría llegar a pertenecer a una banda como La Renga.  El título es abierto y podría disparar miles de imágenes. Lamentablemente a su artífice se le ocurrió un universo de planetas (el más feo se llama La Renga) atravesado por un rayo que es montado por un bebé o un enano, vaya uno a saber. Insólito.

6 – HUIJA (1995) – LA PORTUARIA

la-portuaria-huija

El arte de tapa es la cara fotocopiada, y colorida, de un pelado con cara de pocos amigos. La tipografía utilizada es de las peores que te puede ofrecer el Word. Si la contemplas más de 30 segundos, puede provocar fuertes mareos.

5 –  CRISIS MUNDIAL (2010) – TODOS TUS MUERTOS

crisis-mundial

Pasa lo mismo que con La Renga, el arte de tapa de este disco no se relaciona con el estilo de la banda ni con el diseño de sus álbumes anteriores. En este caso, quisieron llenar de significaciones vinculadas al concepto crisis: vacas flacas, desierto, ciudades bombardeadas, explotación de la tierra. Metieron tantos símbolos que se asemeja más a un juego apocalíptico de la play que a un disco de TTM.

4 –  CUALQUIERA PUEDE CANTAR (1997) – LOS AUTÉNTICOS DECADENTES

los_autenticos_decadentes-cualquiera_puede_cantar-frontal

Nefasta tipografía y una mezcla de colores vomitiva. Un cielo anaranjado, una ciudad moderna se erige sobre viejos edificios mientras un gigantesco micrófono baja del cielo. La sutileza te la debo.  El criterio “cualquiera puede cantar” también lo aplicaron al arte de tapa. Cualquiera puede diseñar.

3 –  CON EL ROCK EN LAS VENAS (2004) – LA 25

la_25-con_el_rock_en_las_venas-frontal

Ostenta todos los méritos para llegar al podio y consagrarse en un top 3. Yo, que apenas manejo el paint, puedo diseñar una portada más decente que ese insulto al arte de tapa. Que a los muchachos de La 25 no les preocupe la presentación de su disco no los exime de respaldar semejante bazofia. ¿Cómo podemos representar “el rock en las venas” de un modo artístico? Muy fácil: agarramos un amplificador, le metemos un corazón con el logo de la banda (qué creativo boludo!) y después le encajamos bocha de cables que hagan parecer que son venas o un plato de fideos con tuco. Abajo mandale unos pies.

2 – ESPERANDO EL MILAGRO (2003) – LAS PELOTAS

las_pelotas-esperando_el_milagro-frontal

Durante mucho tiempo creí que era la peor tapa jamás vista hasta que encontré la imbatible que conquista el primer puesto. A veces uno puede perdonar a los grupos alternativos de que su portada sea básica porque no tuvieron recursos suficientes para contratar a un diseñador pero en una banda de renombre como Las Pelotas, llama la atención que presenten semejante pedorrada.  En una nota para la Rolling Stone previa a la salida del disco, se revela al autor de este engendro: su artífice fue Tomás Sussmann, guitarrista de la banda que probó sus dotes en el paint de Windows 98 y se ve que muy lejos no llegó.

1 – DEVORADOR DE CORAZONES  (1993) – LA PORTUARIA

la_portuaria-devorador_de_corazones-frontal

Sin dudas, la portada de este disco se lleva el indiscutido primer puesto de esta edición que enumera las tapas más feas que nuestro rock nos supo regalar.  Evidentemente, el principal desafío para los que integran este decálogo es que la mayoría no logra ofrecer un mensaje artístico y metafórico que ilustre el título. Obviamente, Devorador de corazones es el ejemplo por antonomasia de esta falla conceptual: un collage con una grotesca boca abierta de labios multicolor que me retrotraen a mi infancia, cuando devoraba los caramelos Fizz. “Bricolage, la vida es un bricolage”, diría aquel emblemático programa de Utilisima. Se ve que el creador de esta desagradable tapa nunca lo vio.  Conclusión: La Portuaria, con dos discos en el top 10,  es indudablemente la banda con peor gusto para el diseño de portadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s