Diez discos dobles del Rock Nacional

La irrupción del servicio de streaming no solo está modificando completamente a la industria musical sino que también está afectando el modo en que escuchamos música. Las playlist y la reproducción automática están desplazando al formato físico del Compact Disc (CD) que ya comienza a ser un producto anacrónico y es posible que la idea del doble álbum probablemente desaparezca en un futuro no muy lejano. Es por eso que dedicamos este especial a diez emblemáticos discos dobles del Rock Nacional.

por @GFKArgentina

10 – Honestidad brutal (1999) – Andrés Calamaro

honestidadbrutal1999

El final de la década del ’90 nos encontraba con un prolífico Andrés Calamaro que lograba revitalizar su carrera solista y sumar una decena de clásicos indiscutidos a su repetorio. Sucesor de Alta Suciedad, su máxima obra solista de 1997,  Honestidad Brutal aparecía dos años más tarde como un ambicioso disco doble que daría inicio a una etapa superproductiva de Calamaro que se reflejaría en la siguiente publicación, el extravagante e innecesario quíntuple disco titulado El Salmón.

En ese sentido, Honestidad Brutal podría haber sido triple debido a su larga lista de 37 canciones, una por cada año que Calamaro tenía cuando grabó el disco. Con respecto a las canciones, hay mucho relleno, pero también aparecen grandes temas como La parte de adelante, Paloma, Te quiero Igual, Cuando te conocí y Clonazepan y circo. Hay guiños al tango – escribió Jugar con Fuego junto a Mariano Mores y versionó Naranjo en flor- al reggae e incluso a la cumbia. Además, invitó a sus ex compañeros de Los Abuelos de La Nada, a Pappo y a los Los Auténticos Decadentes. Después de escucharlo, la primera reflexión es que sería un discazo, si fuese un solo álbum. Casi que sobra uno de los CD’S pero igual tiene sus grandes momentos.

9 – Las crónicas del viento (2009) – Lisandro Aristimuño

lisandroaristimunocronicas

Casi en tono literario, Lisandro dividió su primer disco doble en dos capítulos bastante disimiles entre sí. El primero cuenta con una producción compleja de la que participa su banda “los azules turquesas”. Grabado en el Estudio Circo Beat, propone un viaje con el particular sello de Aristimuño.

El segundo capítulo, se concibe desde una mirada completamente diferente: aquí Lisandro se vuelve la única fuente de música y, atento a los raptos de inspiración, microfoneó todos los cuartos de una casa para que la musa no lo agarrara desprevenido. Solo cinco días bastaron para grabar el segundo capítulo de Las crónicas del viento.  Un doble disco que merece ser descubierto.

8 –  Hola & Chau (2001) – Los Fabulosos Cadillacs

hola-y-chao

Es el primer “en vivo” de la lista. Lógicamente, el disco doble era el formato perfecto para registrar aquellos grandes y memorables recitales de una banda. En este caso, y al igual que los UYI de GN’R, los discos fueron editados de forma separada pero responden al concepto de “disco doble”:  ambos se publicaron el mismo día y son el resultado de una serie de conciertos en Obras con los que Los Fabulosos Cadillacs, se despidieron momentáneamente tras de 15 años de carrera ininterrumpidos.

En el transcurso de las dos placas, se condensa el sonido en vivo de una de las bandas más importantes de los últimos tiempos, un repaso alegre por la vasta y exitosa obra musical que comprende grandes clásicos como Matador, Demasiada presión, Siguiendo la Luna y otra bocha de temazos. Parecía ser el punto final del grupo, pero por fortuna los cadillcas volvieron a reunirse.

7 – La Argentinidad Al Palo (2004) – Bersuit Vergarabat

bersuit

¿Cuándo hay que publicar un disco doble? El caso anterior nos dice que cuando diste un recital inolvidable y extenso vale la pena meterle un doblete y eternizarlo para siempre. La otra, es cuando te encontrás en la cumbre de tu carrera artística. Bajo ese contexto de prestigio y aprobación popular, Bersuit aprovechó para anotarse con un disco doble que también se presentó de forma separada y con un mes de diferencia. El primero se tituló La Argentinidad Al Palo (Se es) y el segundo La Argentinidad Al Palo (Lo que se es). Luego se terminó unificando en el disco doble que es.

Es un acertado retrato del momento del país, y del humor de una sociedad desesperada por agarrarse de lo único que nos había quedado tras el tsunami del 2001-02 : la argentinidad. Fue furor en aquellos años, justamente porque pudo captar perfectamente la imagen precisa de ese momento social que atravesamos.

6 – La Biblia (1971) – Vox Dei

Vox_Dei-La_Biblia-Frontal

Este disco doble ostenta ser pionero del Rock Nacional en varios aspectos . A saber: fue el primer disco doble,  primer disco conceptual y primer disco con influencia literaria en ser publicado. Por lo tanto, no caben dudas de que estamos ante una de las obras más importantes de nuestro rock.

Génesis, Moisés, Las Guerras y Profecías son los temas que integran el primer álbum, mientras que el segundo comprende las Libros Sapienciales, Cristo, Cristo (Muerte y Resurrección) y Apocalípsis. Mientras los supergrupos de rock progresivo iniciaban sus épicos relatos de dos o tres placas, Vox Dei se mantenía a la vanguardia publicando una joya magistral distintiva que perdura a nuestros días.

5 –  Pescado 2 (1973)  – Pescado Rabioso

Pescado Rabioso 2

Dos años más tarde de la publicación de La Biblia, Pescado Rabioso tomaría la misma senda – bajo el liderazgo de Luis Alberto Spinetta (LAS) – y presentaría su disco doble titulado simplemente Pescado 2. Pocos meses antes, el nuevo proyecto del flaco había debutado con Desatormentándonos y en ese breve lapso el elenco atravesaría su primera modificación en el bajo: sale Osvaldo Frascino y entra ni más ni menos que David Lebón.

Para la grabación de esta nueva placa, la influencia poética y filosófica de Arthur Rimbaud en Spinetta comienza a evidenciarse en sus nuevas composiciones, que detentan una perspectiva original y sobresaliente. Además, LAS había abandonado definitivamente el estilo Almendra para entregarse a una versión mucho más rockera y visceral. Los poetas franceses no solo habían impactado en su arte sino también las guitarras de Hendrix y Jimmy Page. Un disco versátil y completo, con momentos de rock progresivo, hard rock, blues y armonías que describen paisajes lisérgicos. Obligatorio para cualquiera que quiera entender qué es el Rock Nacional.

4 –  Spinetta y Los Socios del Desierto (1997) – Spinetta y Los Socios del Desierto

spinetasocios

El preciado legado de LAS es tan extenso y completo, que otro disco doble suyo merece su ingreso en este top ten.  Casi 25 años después de Pescado 2, Spinetta reformularía su carrera artística con un renovado power trío, cuyo distorsionado y poderoso sonido, mostraba lo lejos que se había parado de sus últimos años. Teñido de rubio y con cara de pocos amigos, el flaco se asociaría con Marcelo Torres en bajo y Daniel Wirzt en batería para demostrar por última vez que su música se rebela ante cualquier tipo de etiqueta.

El doble estaba listo para 1995 pero tras varios desencuentros con la discográfica finalmente fue publicado en 1997.  Desde Cheques hasta Jardín de Gente, pasando por Bosnia y Oh! Magnolia, este duplicado es una entrega de hermosas canciones en las que tres tipos una vez más vuelven a demostrar que el oxímoron “menos es más”, es totalmente cierto.

3 –  Yo no quiero volverme tan loco (2000) – Serú Girán

seru

Ni en No llores por mí Argentina ni en En vivo I y II – los discos en vivo editados por la banda hasta el 2000 – lograron transmitir la esencia de este enorme supergrupo como lo hizo la edición del disco doble Yo no quiero volverme tan loco que registra un recital de Serú Girán brindado en el Teatro Coliseo, el 26 de diciembre de 1981, poco antes de su separación.  Dicho show se enmarcó en un ciclo de tres recitales en el que muchos coinciden, fue la cumbre interpretativa del famoso cuarteto.

El concierto tardó casi 30 años en darse a conocer públicamente, siendo editado recién en el nuevo milenio. Superador de las dos placas en vivo anteriores, Yo no quiero volverme tan loco es el registro estéreo tomado directo de consola sin ninguna regrabación posterior. Su remasterización estuvo supervisada por Pedro Aznar y el arte de tapa dirigido por Charly García.  Este álbum doble es la instantánea del mejor momento de la banda más talentosa y majestuosa del Rock Nacional.

2 – El último concierto (1997) – Soda Stereo

soda

Al igual que en casos predecesores, este doble en vivo también se vendió por separado y es el registro de uno de los conciertos más importantes del Rock Nacional.  Ambos discos son el resultado de la gira latinoamericana en la que el trío más famoso de América Latina finalmente se despedía, finalizando una carrera meteórica que le valió la conquista de la gran mayoría de las audiencias latinoamericanas.

Si bien la banda volvió diez años después únicamente para tocar en vivo, causando que el título de este disco relativamente pierda el sentido, El último concierto A y El último concierto B  son los que ofrecieron un recorrido nostálgico para todos aquellos que siguieron a Soda desde el primer día. En aquella memorable despedida, Gustavo Cerati pronunció sus famosas palabras en las que hace alusión a esto: No solo no hubiéramos sido nada sin ustedes, sino con toda la gente que estuvo a nuestro alrededor desde el comienzo; algunos siguen hasta hoy. Gracias…. Totales.”

1 – Lobo suelto & Cordero atado (1993) – Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

redonditos

La elección de este primer puesto se basa, sobre todo, en reconocer al disco doble de estudio. El arduo y laborioso trabajo de editar un álbum doble, merece una distinción. La realidad es que los discos en vivo, tienen una lógica que lleva a que su registro se comprenda – por una cuestión de almacenamiento físico – en dos discos, pero la deliberada decisión de presentar dos placas con canciones frescas es una jugada arriesgada que debe ser más apreciada – que el vivo- cuando esa apuesta sale excelentemente bien.

El álbum doble se vendía por separado pero ambos se publicaron el mismo día: Lobo atado y Cordero suelto se presentaban como las dos caras de una misma moneda, recargados de simbología ricotera cristalizada por el arte de tapa de Rocambole. El grupo volvía con una nueva propuesta totalmente novedosa. Tras el éxito de La mosca y la sopa,  el Indio y Skay salieron en busca de un nuevo rumbo artístico, redefiniéndole un sonido totalmente innovador a sus canciones. Sin aceptar la comodidad de repetir la fórmula aceptada por la multitud en el disco anterior, los Redondos dedoblaron la apuesta: ambos álbumes sonaban como los Use Your Ilusion de Guns N’ Roses, desnudando la masterización Made in U.S.A. con la que Patricio Rey logró distinguirse totalmente de las demás propuestas del Rock Nacional. Aún hoy, pareciera que fueron grabados la semana pasada.

Plagado de clásicos, Lobo suelto & Cordero atado son dos discazos que muestran el avance de una banda que continuaba escribiendo las páginas más gloriosas de su historia.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s