#ANTISHOWS | #ELÚLTIMOCONCIERTO | MORPHINE EN PALESTRINA (3/07/99)

por @GFKArgentina

En la estival noche de sábado del 3 de julio de 1999, en la localidad latina de Palestrina (cercana a Roma), mientras transcurría la segunda jornada de la primera edición del emblemático festival titulado Nel Nome del Rock, el público escuchaba la susurrante y lacónica voz de Mark Sandman pronunciar sus últimas palabras en italiano: “Grazie Palestrina. È una serata bellissima, è bello stare qui e voglio dedicarvi una canzone super-sexy” prologando la canción Super Sex con la que el líder de Morphine se despidió del mundo terrenal a los 47 años.

Un infarto definitivo lo desplomó sobre el escenario de los Jardines del Príncipe, mientras sus compañeros inconscientemente lo despedían tocándole sus últimas melodías y más de 2000 personas asistían a su inesperado funeral.

palestrina
Palestrina, un pueblo pre romano. Fuente: butako170.exblog.jp

En el nombre del rock

Este festival de rock italiano comenzó a gestionarse en 1989, impulsado por sus propios ciudadanos, en la pequeña localidad de Palestrina ubicada a unos 40 km de Roma . Si bien en un principio solo participaban bandas locales, con el tiempo se fueron sumando grupos internacionales que ya contaban con un nombre en el mundillo del rock.  Los primeros en sumarse justamente fueron dos bandas norteamericanas: Morphine y Queens Of The Stone Age. Su llegada coincidía con el cumplimiento de su décimo aniversario. Corría, o trotaba, como ustedes prefieran, el año 1999.

El festival se celebra ininterrumpidamente desde 1989. Fuente: http://madebyloko.com/portfolio/nel-nome-del-rock/
El festival se celebra ininterrumpidamente desde 1989. Fuente: http://madebyloko.com/portfolio/nel-nome-del-rock/

Desde su primera edición hasta hoy, el festival consta de tres días con el esquema clásico de un line up distinto para cada día, llevándose a cabo siempre a fines de junio y principios de julio, en pleno verano italiano. Para aquella ocasión la primera fecha del 2 julio la cerraría la banda local Massimo Volume mientras que los dos días subsiguientes los encargados de culminar serían los dos grupos extranjeros invitados.

Día 2: Morphine

Mark Sandman, Dana Colley y Bill Conway habían arribado a Palestrina un día antes de su show. Tal como se refleja en el documental Cure For Pain: The Mark Sandman Story había un excelente clima y Sandman en particular se encontraba de muy buen humor. La coordinadora encargada de recorgerlos en el aeropuerto y llevarlos a la inaccesible histórica localidad pre romana, comentó que ni bien los trató, Mark comenzó a hablarle en italiano y a interesarse en cómo vivían sus habitantes y cuáles eran las costumbres locales.

Morphine: Mark Sandman, Dana Colley y Bill Conway. Fuente: Boston Music Awards
Morphine: Mark Sandman, Dana Colley y Bill Conway. Fuente: Boston Music Awards

Por su parte, Dana Colley recordó que en la prueba de sonido escuchaba el sonido del bajo y de la batería y creyó que estaba llegando tarde, sin embargo cuando se acercó al escenario, se encontró a Mark tocando ambos instrumentos al mismo tiempo: “Está listo para tocar. Tiene ganas, se siente bien, está feliz”, pensó automáticamente el saxofonista.

Dos años antes, el trío había publicado su cuarto álbum titulado Like Swimming con el sello Dreamworks Records – sí, la famosa corporación de Spielberg que en 1996 intentó sin éxito ingresar a la industria musical – dejando de lado Rykodisc, su anterior compañía perteneciente a Warner Music. Según las biografías de la banda que circulan en la web, que copian y pegan de Wikipedia, el álbum fue bien recibido por la crítica pero no dio el salto a la masividad que se esperaba. Dudó que eso le haya importado algo a Morphine, que se dedicó a girar por el mundo e incluso visitó por única vez la Argentina en junio del 97.

Hasta siempre Mark

Dos años después – mientras comenzaban a grabar su quinta placa – el sol abrasador de Palestrina los recibía para reencontrarse con el espíritu under que nunca traicionaron. El sábado 3 de julio, unas 2000 personas esperaban vibrantes el inicio del show. Have a lucky Day, I’m Free Now, Honey White, Poetry, Whisper, Potion, Thursday fueron las siete canciones finales con las que Sandman se iba a despedir.

“Grazie Palestrina. È una serata bellissima, è bello stare qui e voglio dedicarvi una canzone super-sexy” fueron sus últimas palabras, y mientras sonaban los acordes de Super Sex, el golpeado corazón de Mark (la muerte de dos hermanos durante su juventud lo afectaron profundamente) comenzó a fallar. Sandman cayó al piso y su eterno bajo de dos cuerdas emitió algo parecido a un grito distorsionado que alertó a sus compañeros Dana y Billy quienes rápidamente fueron a asistirlo pero ya era tarde.

morphin1

En un primer momento, la mayoría del público supuso que estaba actuando pero la abrupta interrupción del concierto confirmaba la peor noticia. Algunas crónicas dicen que Mark Sandman falleció camino al hospital, pero yo prefiero creer que murió en pleno escenario, la única casa donde se sintió a gusto, para contemplar por última vez la calurosa noche de Palestrina y finalmente decir “I’m Free Now”.

Por si no lo vieron, les dejo el documental Cure For Pain: The Life of Mark Sandman que documenta magistralmente su vida y obra. Totalmente recomendable:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s