LEISURE IN LUGANO

por @AyePinello, especial para @Nidolos

En el marco del Quilmes Rock, y después de 14 años sin pisar suelo argentino, se presentó en Ciudad del Rock la banda británica Blur. Un show donde la emoción fue el hilo conductor y las caras de «no te lo puedo creer» invadieron a todos en el heterogéneo público seguidor de la banda.

Y bueno un poco cómo infiltrada y otro poco cómo peludo de regalo acá les dejo lo que viví el pasado 2 de noviembre y lo que reviví con la experiencia:

El 6 de enero del 2001, con mis 14 a cuestas, insistí en que aún quería regalo de reyes. En ese tiempo el olor a CD nuevo, sacarle el plástico, dejarse sorprender por la gráfica, era una de los mejores placeres. Al menos para personas como yo. Toda moneda que ingresaba a la alcancía se reproduciría luego en un CD.  Musimundo y Tower Records eran los templos más sagrados. Así que me fui bien temprano para la ermita sucursal Luján a buscar mi merecido regalo: Blur: The best of. Un CD que lo único que sabía era que tenía los temas Song 2 y Coffee & TV. Así comenzó todo y nunca más me dejaron de gustar. El problema fue el antes y el después. Sabía que habían venido a la Argentina en 1999 y dije;  “bueno vendrán dentro de poco”. Peeeeero 2001, corralito, devaluación, personas innombrables y de repente, como consecuencia, sequía musical. Una banda al año. Y sumado a eso, en 2004 cada uno se fue por su lado. Chau olvídate. Muchos fanáticos quedamos ansiosos ante cualquier posible reunión pero, por suerte,  14 años después los Blur hicieron las paces y alrededor de 30.000 de esos fanáticos nos dimos el lujo de poder verlos en vivo al fin. Felicidad.

Blur-The_Best_Of_Blur-Frontal

BLUR. THE BEST OF

Con un show lleno de clásicos y repasando los temas más importantes de su carrera, fue un recital muy prolijo y también dejaron en claro que aún la rompen.  Ya no son los mismos que vinieron la primera vez,  sino que se presentaron como un grupo consolidado, con sus hits adolescentes sí, pero también con la potencia de los más maduros, los más experimentales y además con una pizca de lo nuevo de la banda. Todos los músicos estuvieron impecables, pero quienes se llevaron los mayores elogios, lógicamente,  fueron Damon Albarn y Graham Coxon. Cabe decir que la inclusión de instrumentos de vientos y los cuatro coristas también fueron, para mí, actores importantes del show.

Albarn

Damon Albarn en el #QuilmesRock. Fotografía extraída de Terra.

Quedó claro que es una banda que tiene un muy buen público para disfrutar de un recital. Congruente a una rockband de los 90s, con 7 álbumes de estudio y otros 7 entre en vivos y recopilatorios, el público era de 30 años para arriba; muchos amigos, parejas y familias con niños pequeños. Había muy buena onda, buena energía y una gran y sentida emoción.

La fiesta empezó con Girls&Boys, clásico tema intro de la banda y uno de los más esperados por el público. Le siguieron Popscene, There’s no other way  y con Beetlebum se empezaron a notar los primeros lagrimones de algunos. Mucha energía y la letra coreada por todos.

El momento clave fue con Out of Time. Del disco Think Tank,  en el que Coxon decide salir de la banda por no coincidir con la vuelta electrónica que estaba comenzando a tener Blur, el tema tiene frases como «And you’ve been so busy lately/that you haven’t found the time/ to open up your mind»  que reflejan la relación de la banda con su ex guitarrista por aquellos días. Así que para los fans fue un momento esperado ver a Coxon tocando, si bien con algunas modificaciones, un tema tan significativo.  Varios  “Graham, te amo!” , se escucharon a lo largo del show.

Graham Coxon

Graham Coxon. Fotografía de Monserrat Marin Photography

Luego les tocó el momento al set “13” (sexto álbum de la banda); TrimmTrabb, Caramel, Coffee & TV y Tender. Grandes temas y baladas, teniendo en cuenta que el disco gira en torno a la separación de Damon con Justine Frischmann (ex Elastica). Acá moqueamos todos y se escuchaba cantar a todos con las voces partidas y hasta al pibe más rudo se lo escuchó decir “Estuve a punto a punto de largarme a llorar”. Coxon con sus cuerdas y tomando el micrófono en Coffee & TV  fue uno de los momentos más brillantes de la noche.

Momento de envidia fue cuando, en Tender, Damon eligió a una fan del público para subir al escenario y cantar la primer estrofa. El público no escatimó en palabras de aliento a la muchacha. Mmmmm. Bueno no, claramente no, fue odiada y se llevó muchos abucheos y ataques a su aspecto físico, pero que tuvo la mejor noche de su vida, no quedan dudas!  (VER VIDEO DE TENDER)

Para rematar este set, vino el cover Satelite of Love que Damon cantó con sus brazos extendidos, mirando al cielo, en claro homenaje por la muerte de Lou Reed el pasado 27 de octubre.

Albarn y Coxxon

Foto de Agustín Dusserre

Siguiendo con los temas relajados, vino To the end. La verdad, una sorpresa. Es un tema que no tocaban hace años y lo empezaron a hacer recién a mediados de este año en mitad de la gira.  Sonó impecable, teniendo en cuenta que es uno de los temas más viejos que hicieron. El pogo, que ya parecía perdido volvió con Country House y el público la deliró hasta el último acorde. Más aún vibró con Parklife, siguiente tema, que contó con la presencia del actor Phil Daniels, quien es el vocalista original del tema en el disco y amigo de la banda.

El show “terminó” con dos temas muy tranquilos End of a century y This is a low, otros clásicos de los primeros discos de la banda. Al coro de “Ole OleOle, Bleeeer” y alguno que otro que decía “ché, esto no es así, acá les decimos “Bluuuur” dejensé de joder” o “que se muera Oasis!”, la banda volvió para los bises.

Under the west way fue el único tema que tocaron de lo nuevo y sonó excelente. Los teclados de Damon bien delicados, a mi criterio, fue uno de los momentos con más energía del recital.

El final del show fue con clásicos. For Tomorrow, del segundo disco de la banda y The universal uno de los más esperados por todos. Para este tema se cambiaron algunas cuerdas de la canción original por arreglos con instrumentos de viento que le dieron una vuelta más al tema.

Como no podía ser de otra manera, remataron el recital con el esperado Song 2, clásico emblemático de la banda, de 2 minutos 2 segundos de duración a puro Woo-Hoo! donde todos nos pusimos de la nuca, perdimos un par de costillas (yo casi pierdo el corpiño cual grouppie) y quedamos con ganas de más. Como bien dijo mi compañero al lado “Nooooo, no nos pueden dejar así, hagan un tema más que nos quedamos todos re manijas”.

SET LIST

SET LIST. Vía Maitena Aboitiz

En resumen, se hizo un amplio recorrido por la historia de la banda, hubo de todo. Si bien a los fanáticos nos quedó la sensación de que faltaban más temas, la alegría de verlos fue mágica.Toda la peregrinación se fue esperando un regreso, esperemos que no falten 14 años más.

Pd: Pa, dedicado a vos y a tu emoción al verlos, y te seguiré reprochando que no me compraste el disco de Blur en Parque Rivadavia  jaja.

TENDER – BLUR  – EN VIVO QUILMES ROCK’13

GIRLS N’ BOYS – BLUR – VIVO QUILMES ROCK ’13

SONG 2 – BLUR – QUILMES ROCK ’13

Anuncios

6 pensamientos en “LEISURE IN LUGANO”

  1. Aye genia gracias por dedicarme tan buena crónica del recital excelente , si te leen de la Rolling Stones te contratan, No te compre el cd de parque Rivadavia pero te compre varios , igual te lo compraste de fana que sos. Besosss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s