THE FUNK IS BACK MOTHERFUCKERS

por @GFKArgentina

Bajo esa proclama, los Illya Kuryaki & The Valderramas (IKV) se presentaron ayer ante un Luna Park repleto. En una noche histórica, el dúo integrado por Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur se consagró como una de las propuestas artísticas más valiosas de nuestra música popular con un show de alto vuelo en el que dejaron todo lo mejor de su carrera bajo la línea conductora de Chances, su última publicación.

Llegando a la mitad del show, en el medio de la batalla sonora que ya nos había conquistado, Dante y Emmanuel se aflojan para revelar que éste era “nuestro primer Luna Park”, mientras se miraban sonriendo y diciéndose con su mirada  “llegamos”.  Llegaron.  Los dos pendejos que gatillaban rimas como un juego durante su infancia sin saber que estaban rapeando, llegaron. Finalmente, y después de mucho tiempo, hicieron un Luna. Él Luna. Su Luna.

Yo, por mi parte, llegué con grandes expectativas al show porque Chances (2012) me pareció lo mejor que escuché, a nivel nacional, en este último tiempo. Así que ahí me instalé en el campo con mi cilíndrica panza, mi desprolija barba, anteojos y buzo de RIP CURL (y bue) contrastando con miles de jóvenes palermitanas  bellas y sexys  a tono con la última moda el público que se acercó para ver a los IKV.

Con un Luna Park lleno, minutos después de las 21hs, se escuchó el conteo regresivo que indicaba el inminente inicio. El resto de la extraordinaria banda que acompaña al Dante y al Ema ya está lista esperando escuchar el grito de guerra: “The Funk is back motherfuckers”.

FOTO POR @Flooripa

foto extraída del twitter de @Flooripa

Con una puesta en escena plagada de luces, efectos y pantallas flasheras que igualan el nivel de cualquier show internacional de renombre, Los IKV salieron a la conquista del Luna con “Helicópteros”, “Chaco”, “Ula ula”, “Jaguar House”, “Jugo” y “Latin Geisha”.

Finalizada la primera frenética seguidilla de canciones, subió al escenario la provocativa y sensual Vera Spinetta que cantó junto al dúo “Discovery Buda”. Tiempo después volvería para hacer los coros de “Celebración”, canción emblema de Chances. Bien Vera.

FOTO CON VERA

              foto extraída del Facebook de @marourivero (Charly Borja)

“Ésta va para el número 1” y ahí a todos se nos pone la piel de gallina mientras sobrevuela “Águila Amarilla”  en uno de los momentos más emotivos de la noche. En la pantalla se proyectan fotos del gran Luis Alberto Spinetta. El tema cerró con un rabioso solo de Dante en guitarra y todo el Luna Park coreando “olé, olé, olé, olé Flaaacooo, Flaaaco”.

De la mezcla de emoción y nostalgia con “Águila Amarilla” pasé a bailar como si fuera un negro de Minneapolis con otra dosis intravenosa de funk de su último disco: “Adelante”,  “Chica Chicle”,  “Safari Espiritual”, “Amor”, “Funky futurista” y mención especial para “Monta el trueno” en la que participó el prestigioso músico brasileño Ed Motta. Fin de la primera parte. Dante y Emannuel se van a cargar municiones de todos los estilos para volver en unos minutos. Mientras tanto, el resto de la banda entre ellos el hijo del Negro Rada, nos mantenían sedados bajo un hipnótico ritmo de percusión.

El show se había convertido en un ritual africano de siglos pasados con el repiqueteo de los tambores.  Dante y Emmanuel volvieron para dirigirlo apelando a las canciones de sus inicios. Entre ellas, se destacaron “Fabrico Cuero” y “Es Tuya Juan”. El ritual mutó a un acústico medley que cerró con “Muchacha ojos de papel”. Una vez más,  el águila amarilla sobrevuela el Luna Park.

Después de la relajación, los IKV vuelven por última vez  “a pudrirla” (DANTE’S QUOTE) y convertir al Luna en un boliche funk disparando una batería de clásicos que nos iban a dejar a todos de la cabeza: “Expedición al Klama Hama”, “Jennifer del Estero”,  “Coolo”, “Remisero” y “Abarajame”.

Extasiado de funk y música que hacía rato que no escuchaba en el suelo nacional y popular (?), aplaudí largamente a los músicos que le metieron fantasía a una noche perfecta; la guitarra de Matías Rada, el genial bajista Francisco Fattoruso y el resto de la banda crearon el marco necesario para que Dante y Emmanuel hicieran lo suyo en una funky night.

Me fui con la sensación de haber asistido a un show irrepetible. Tanto para mí como para los IKV. Cuando salí, la gente comentaba lo mismo. Creo no equivocarme si digo que fue una noche histórica.

LES DEJO ALGUNOS TEMITAS DE ANOCHE:

ADELANTE:


EL  SEGMENTO QUE DENOMINÉ “EL RITUAL”:

MONTA EL TRUENO:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s